Barcelona, capital mundial de la arquitectura

Del 22 al 24 de octubre se celebra en Barcelona la primera edición del World Architecture Festival (WAF)
Se trata del certamen más grande del mundo de la arquitectura, sólo comparable a los multitudinarios congresos de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA)

  • El eje del festival es un concurso en el que 256 proyectos arquitectónicos de 43 países distintos compiten para ser elegidos como mejor proyecto arquitectónico finalizado entre enero de 2007 y junio de 2008
  • El WAF es una iniciativa privada del grupo privado Emap, propietario de publicaciones como The Architectural Review o The Architects’ Journal y organizador de eventos como el festival cinematográfico de Cannes

Barcelona ha tenido el privilegio de ser la ciudad elegida para albergar la primera edición del World Architecture Festival (WAF), un nuevo evento anual que celebrará el trabajo, preocupaciones y aspiraciones de la comunidad internacional de la arquitectura. La cita atraerá a la capital catalana a arquitectos, estudiantes e interesados en la arquitectura de todo el mundo que acudirán a las múltiples mesas redondas, talleres, conferencia, exposiciones y rutas programadas durante los tres días que durará el certamen, que se celebrará entre el 22 y el 24 de octubre en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB). Pero, sin duda alguna, lo más destacable de este macrofestival de la arquitectura es el concurso en que se elegirá de entre 256 proyectos arquitectónicos de 43 países distintos el mejor proyecto del mundo realizado entre enero de 2007 y junio de 2008. Algunos ya lo llaman los Óscars de la Arquitectura.

El WAF -que se presenta como el más grande certamen de los ya existentes, sólo comparable a los multitudinarios congresos de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA)- es una iniciativa privada organizada por el grupo británico de comunicación Emap, propietario de publicaciones del mundo de la arquitectura tan conocidas como The Architectural Review o The Architects’ Journal, y también empresa organizadora de eventos tan importantes como el festival cinematográfico de Cannes.

Una entrada de un día para el festival, dirigido por David Pead de Emap Communications, cuesta 300 euros si se compra anticipadamente a través de la página web del festival y 350 en taquilla, dos días 475 o bien 550 euros y un pase para los tres días 600 o bien 700 euros. Para los estudiantes, las entradas son más económicas y un pase de tres días sale a 150 euros a través del portal del WAF.

Los Óscars de la arquitectura

Un amplio jurado compuesto por 63 miembros y presidido por el célebre arquitecto Norman Foster concederá los premios Prix de Barcelona en los que se elegirá el mejor proyecto arquitectónico del mundo finalizado entre enero de 2007 y junio de 2008. En total, 256 proyectos de 43 países distintos compiten por las 16 categorías de premios existentes: cívico, nuevo y viejo, cultura, oficina, energía, residuos y reciclado, ocio, producción, salud, vacaciones, religión y contemplación, vivienda, comercial, educativo, deportivo, naturaleza, transporte. Hay 16 candidatos para cada categoría y sólo uno de cada categoría llegará a la final, en la que se elegirá el ganador de los premios.

En la lista de candidatos que optan al premio figuran obras de arquitectura muy conocidas como el Watercube (del equipo PTV), la piscina de los Juegos Olímpicos de Beijing, o el estadio de Wembley de Norman Foster, que además de ser presidente del jurado es el arquitecto que más edificios tiene en la lista de finalistas. Junto a rascacielos como la torre Eureka, de 300 metros, en Australia, el gran recinto londinense O2 Arena o la nueva Ópera de Oslo, compiten también obras como una guardería para 500 niños en Japón, un urinario de madera en el desierto de Texas, la casita de un escritor en Costa Rica, un sencillo museo del pan en Brasil, el mayor sistema de depuración de agua del mundo, en Orange County (California), viviendas sociales en Carabanchel a cargo del Premio Pritzker 2005 Estudio Morphosis (Thom Mayne), o hasta un humilde hospital para mujeres víctimas de mutilaciones genitales en Burkina Fasso.

De España se han seleccionado 11 proyectos. De Barcelona, la sede de Gas Natural de Enric Miralles, el antiguo vertedero del Garraf convertido en ecoparque de la Vall d’en Joan, de Batlle y Roig Arquitectes, y la torre Imagina de Mediapro, ubicada en el 22@ y obra de OAB, estudio que dirige Carlos Ferrater. De Madrid, hay dos, un proyecto de vivienda social en Carabanchel y el monumento al 11-M. Salvo el puente de la Expo de Zaragoza, de Zaha Hadid. El resto de proyectos son de pequeño formato, como un centro de interpretación de la naturaleza, en Salburúa (Vitoria), del equipo QVE.
 La selección general es muy diversa geográficamente y aunque existe un claro predominio de los países anglosajones, se advierte ya la presencia de firmas chinas y se observa una gran movilidad de profesionales que trabajan en países que no son los suyos de origen. Uno de los objetivos de este megaconcurso es dar a conocer nuevas promesas de la arquitectura y países emergentes en el ámbito de la construcción.

Encabezado por Lord Norman Foster, el panel internacional de jueces se compondrá de arquitectos, profesionales auxiliares, clientes y críticos de distintas nacionalidades, aunque aquí de nuevo existe un claro predominio de personajes procedente de países anglosajones. Destacan figuras como la angloiraní Zaha Hadid, el norteamericano Richard Meier o el decano de la Universidad de Yale (y uno de los padres de Diagonal Mar) Robert Stern. Como representación española, forman parte del jurado el madrileño Luis Mansilla y el barcelonés David Mackay.

El programa

Además de los premios, que sin duda son el eje central del festival, el WAF ofrecerá a sus visitantes un sin fin de mesas redondas, seminarios, talleres, exposiciones, conferencia y muchas otras actividades. Paul Finch, editor de The Architecture Review y director del programa del WAF, se ha encargado de que el festival sea un gran escaparate para el mundo de la arquitectura.

Del amplio programa previsto cabe destacar las exposiciones de los proyectos candidatos al premio, varios seminarios dirigidos a crear debate sobre ámbitos tan diversos como la energía y la sostenibilidad, las periferias de las ciudades, la arquitectura global versus la identidad local, etc. Al igual que el jurado, los distintos actos contarán con conocidos miembros del star-system de la arquitectura.
Asimismo, estudiantes de seis escuelas de distintos países competirán en la realización de un proyecto de rediseño urbanístico para un complejo industrial de Barcelona, ubicado en el barrio de Sant Andreu. Para ello, los participantes dispondrán de 36 horas.

Como no podía ser menos, se realizarán tours por Barcelona en los que un guía experto del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya mostrará lugares como el distrito 22@, las grandes obras de Gaudí, el casco antiguo de la ciudad o el Fòrum. Sin duda, la larga relación de Barcelona con la arquitectura y los grandes arquitectos que ha tenido la ciudad a lo largo de la historia han sido grandes razones de peso para que la capital catalana acogiera el evento.

Entrevista a David Mackay, arquitecto miembro del jurado

Nacido en el 1933 en Eastbourne, Reino Unido, David Mackay inició sus estudios en el 1951 en el Northern Polytechnic de Londres, donde obtuvo un Diploma de Honor en 1958. Un año más tarde se trasladó, como miembro del Royal Institute of British Architects (RIBA) a Barcelona, donde, en 1962, fundó, junto a Josep Martorell y Oriol Bohigas, el estudio MBM Arquitectes. Como integrante de este estudio, ha participado en el diseño de más cuarenta obras, tanto en España como en el extranjero. En Barcelona, destacan la Manzana Escorial, la Casa Cahner, la Casa Espar, la Escola Thau, La Maquinista y el Parc de la Creueta del Coll, entre otros. Pero, sobre todo, Mackay es conocido por el diseño urbano del Puerto Olímpico de Barcelona en el 1992. El arquitecto ha sido galardonado en diferentes ocasiones, entre las que destacan el RIBA Essay Prize (1949), el Premio Andrew N (1960) y el Premio Puig i Cadafalch (1968). Mackay ha escrito varios libros, los dos últimos A Vision for Plymouth y Català de retruc, una obra autobiográfica. Además, el arquitecto escribe también en la prestigiosa publicación inglesa Architectural Review.

“El festival será un gran escaparate de nuevos talentos y de países emergentes en el ámbito de la construcción”
David Mackay es uno de los dos únicos arquitectos españoles que tiene el privilegio de ser miembro del jurado del WAF. Mackey, nacido en Inglaterra pero afincado desde hace 50 años en Barcelona, tiene una larga trayectoria en el mundo de la arquitectura. Como senior que es, confía en que el festival sirva para que nuevas generaciones de arquitectos se puedan dar a conocer al igual que los nuevos países emergentes en el ámbito de la construcción.

¿Cuál es exactamente su labor como miembro del jurado?
Formo parte del que sería la segunda etapa de selección de los premios. La primera se llevó a cabo en Londres, donde se escogieron los 16 finalistas de cada una de las 16 categorías. Mi labor en la segunda etapa es elegir el mejor proyecto de una de las categorías. Una vez sólo queden 16 finalistas finales, uno para cada categoría, en la tercera etapa de selección, liderada por Norman Foster, se elegirá el ganador final, es decir, el que sería el mejor del mundo, aunque creo que esto es muy decir…

¿Qué es lo que más valora en un proyecto?
La investigación. Por ejemplo, si tuviese que elegir un edificio de oficinas a elegiría el edificio de la sede de Gas Natural de Barcelona, obra del arquitecto Enric Miralles. Creo que es un ensayo brillante de cómo manejar el vidrio. En el edificio, totalmente construido de vidrio, se usan seis tipos distintos de este material, cuando hasta ahora siempre se había venido usando el mismo tipo de vidrio para la construcción. Además que el edificio se refleje en si mismo me parece un juego escultórico muy interesante.

¿Usted es uno de los dos únicos arquitectos españoles miembros del jurado, a qué cree que se debe este honor?
Supongo que se debe a dos razones. La primera es que escribo en la publicación inglesa Architectural Review, cuya empresa editora, Emap, es la misma que organiza el festival. Y el segundo motivo es mi dominio del inglés, mi lengua natal, lo que también habrá facilitado que me eligieran. Por otro lado, creo que somos muy pocos los arquitectos españoles que formamos parte del jurado, lo que no se corresponde con el gran nivel que hay en España. Supongo que para que haya más países con representación en el jurado debemos ser pocos de cada país. Sin embargo, del Reino Unido hay muchos miembros, lo que me parece una desproporción.

¿Qué espera de este primer certamen, qué cree que aportará al mundo de la arquitectura?
Creo que el festival será un gran escaparate de nuevos talentos y de países emergentes en el ámbito de la construcción, que si no fuera por el WAF tienen muy pocas posibilidades de darse a conocer. Esto será muy bueno para el sector porque las estrellas de siempre ya están muy vistas. Creo que nos podemos encontrar con sorpresas de nuevos talentos de países que no conocíamos hasta la fecha.

Barcelona tiene el honor de ser la primera ciudad anfitriona….
Es sin duda un reconocimiento a la ciudad. Estoy seguro de que mucha gente acudirá al festival sólo porque se celebra en Barcelona, una ciudad que ya tiene mucho gancho por si sola. Para los arquitectos Barcelona tiene la misma categoría que ciudades como Berlín, que son museos de la arquitectura.

+ información

Un vistazo a YouTube

Video realizado con motivo del World Architecture Festival en el que se pueden ver algunos edificos que conforman el skyline de la ciudad. Destacan la sede de Gas Natural y la torre Imagina de Mediapro, ambas candidatas a los premios.

Información del Festival

Página web oficial del World Architecture Festival

Programa del festival [PDF, 400Kb.]

Premios 2008

Grupo organizador

emap

Links relacionados

World Architecture Festival Barcelona
World Architecture Festival

David Mackay

David Mackay

Top