Barcelona y Canarias, pioneras en el control de las instalaciones de Seguridad Contra Incendios

Según el criterio de los especialistas en protección pasiva contra incendios de la Asociación TECNIFUEGO-AESPI, existen un par de ejemplos legislativos, que deberían seguir el resto de Ayuntamientos y CCAA en materia de seguridad contra incendios, dados los buenos resultados que se están viendo. Se trata de la Ordenanza municipal de condiciones de protección contra incendios (2008) del Ayuntamiento de Barcelona y de  la Orden de 25 de mayo de 2007, sobre instalaciones, aparatos y sistemas contra incendios, instaladores y mantenedores de instalaciones, del Gobierno Canario.

La Ordenanza del Ayuntamiento de Barcelona contiene una novedad que está siendo ejemplar para otros ayuntamientos dado el éxito en su aplicación: realizar las pruebas, comprobaciones, toma de muestras y análisis necesarios para verificar el cumplimiento de la normativa en materia de prevención y protección contra incendios vigente. Esta Ordenanza tiene como ámbito de aplicación las obras de nueva construcción, las de ampliación, reforma y cambio de uso de los edificios o establecimientos; las instalaciones y actividades de nueva implantación o licencia; y las modificaciones y legalizaciones de instalaciones y actividades existentes; entre otras.

En este sentido, el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos (SPEIS) podrá exigir a los propietarios o titulares de los edificios, locales, actividades e instalaciones que no se recogen expresamente en la presente Ordenanza Municipal que cumplan las medidas de protección contra incendios que considere necesarias para garantizar los niveles de seguridad.

Así, y en aplicación de la presente Ordenanza Municipal, los miembros del SPEIS y el resto de técnicos que ejercen y desarrollan funciones de inspección derivadas de la aplicación de la Ordenanza están autorizados a:
acceder libremente y en cualquier momento, sin comunicado previo por escrito, a cualquier edificio o establecimiento; realizar las pruebas, comprobaciones, toma de muestras y análisis necesarios para verificar el cumplimiento de la normativa en materia de prevención y protección contra incendios vigente. Los obligados gastos devengados por estas operaciones irán a cargo del titular de la actividad y/o el propietario del edificio o establecimiento; levantar acta del resultado de la inspección que, si procede, podrá dar lugar a las medidas correctoras o cautelares, las órdenes de ejecución o los procedimientos sancionadores que correspondan; etc.

Entre las infracciones consideradas graves en esta ordenanza están: la posesión de material de decoración o mobiliario no adecuado a las características de reacción al fuego exigibles, de acuerdo con las normativas vigentes; la introducción de modificaciones con relación a las condiciones de la licencia o la autorización otorgada que puedan significar un aumento del riesgo; el inicio de la actividad sin el control inicial previo; la negativa o resistencia a la tarea inspectora y de vigilancia de la  Administración; etc.

Serán responsables de las infracciones los titulares de las licencias, personas físicas o administradores de las personas jurídicas, si procede; los explotadores del negocio. Si éstos no coinciden con los titulares de las licencias, la responsabilidad será solidaria entre unos y otros; y el técnico o los técnicos competentes que participen en el proceso de certificación de finalización de obras y/o de las instalaciones o del mantenimiento de las condiciones de instalación de protección contra incendios cuando las certificaciones sean inexactas, incompletas o falsas.

Orden del Gobierno Canario

Por su parte el Gobierno Canario marcó otro hito en la reglamentación de pasiva fue la  Orden de 25 de mayo de 2007, sobre instalaciones, aparatos y sistemas contra incendios, instaladores y mantenedores de instalaciones, de la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías del Gobierno Canario se exige el Registro de Instaladores y de Mantenedores de aparatos y sistemas de protección pasiva contra incendios

En esta Orden se contemplan cinco actividades agrupadas en dos bloques, uno relativo a la Compartimentación de sectores y otro a la Protección estructural. Para su inscripción en el Registro, tanto para las instaladoras como las mantenedoras, se requiere que la plantilla de personal sea adecuada a su nivel de actividad, debiendo contar como mínimo con un operario cualificado, a jornada laboral completa, por cada una de las actividades a desarrollar. La cualificación de los operarios se puede acreditar mediante certificado del fabricante o importador de cada producto o elemento en cuestión, en el que se le reconozca que cuenta con la formación específica adecuada para ejercer dicha actividad; o bien acreditando experiencia mínima de seis meses en el puesto de trabajo y haber realizado con aprovechamiento un curso de formación específico, de al menos 16 horas de duración, impartido por entidades reconocidas en el sector o autorizadas por la Dirección General de Industria. En el caso de que la empresa tenga certificada la implantación de un sistema de aseguramiento de la calidad, que incluya los procesos de ejecución y mantenimiento de estos sistemas o elementos, sólo se requerirá el reconocimiento de un fabricante por tipo de producto.

Además de los requisitos de personal se deben acreditar los medios, recogiéndose en la norma un mínimo de medios recomendados. Y por último, habrá de disponer de  una póliza de seguro de responsabilidad civil, cuyo importe por siniestro no sea inferior a 760.000 euros, que dé cobertura a la responsabilidad derivada de sus actuaciones empresariales profesionales.

Además, el control de las empresas es una parte de la actividad diaria del Servicio de Seguridad Industrial del Gobierno Canario. Se realizan inspecciones específicas en los talleres de las empresas autorizadas en el ámbito de la protección contra incendios, tanto de activa como de protección pasiva. Además, se está intensificando más la actuación inspectora en las obras nuevas, realizando intervenciones de seguimiento del trabajo ejecutado por las empresas; y –gracias a la Orden de 2007- a exigiendo contratos de mantenimiento con empresas autorizadas y a extender más la realización de inspecciones periódicas mediante los Organismos de Control Autorizados, que redundará en un control más efectivo de las empresas del sector de protección pasiva contra incendios.

[+i]

Tecnifuego – Aespi

Instalaciones de Protección contra Incendios en la Construpedia

One thought on “Barcelona y Canarias, pioneras en el control de las instalaciones de Seguridad Contra Incendios

  1. Realmente la actualización y modernización de la normativa sobre prevención de incendios puede salvar muchas vidas.
    Por esto es sumamente importante.

Deja un comentario

Top