Catalunya: Obligatoriedad de la inspección técnica en comunidades de edificios

Las comunidades de edificios de más de 100 kW de potencia instalada, construidas antes del 18 de septiembre de 1998 que no tienen sus instalaciones eléctricas regularizadas (legalizadas), han de pasar una  inspección técnica obligatoria, antes del 19 de marzo de 2011.

La justificación de la legalización de una instalación eléctrica de baja tensión es un documento que el titular debe disponer en todo momento. En base a esta documentación, el titular tiene la obligación, según la reglamentación vigente, de realizar un mantenimiento de la instalación y a su vez obtener un certificado de inspección de su instalación con calificación favorable emitido por una Entidad de inspección y Control (EIC).

A menudo los titulares de determinadas instalaciones eléctricas, por motivos distintos, no pueden justificar la legalización de su instalación si bien están obligados a cumplir con la reglamentación vigente.

Para solucionar este aspecto, se ha dictado una instrucción aplicable en el territorio de Catalunya, la Instrucción 10/2005, de 16 de diciembre. Esta instrucción, de la Direcció General d’Energia i Mines de la Generalitat de Catalunya, fijaba un plazo provisional, el 18 de septiembre de 2010, para la inscripción de las instalaciones de energía eléctrica de baja tensión ya existentes y sometidas al régimen de inspecciones periódicas según reglamentación actual. Finalizado este plazo y debido al gran número de instalaciones eléctricas sometidas al procedimiento establecido por la Instrucción 10/2005 ha sido necesario ampliar el plazo impuesto inicialmente para facilitar la legalización de las instalaciones.

Esta prórroga se ha realizado a través de la Instrucción 3/2010 que como único punto, determina que la inscripción de las instalaciones eléctricas  sometidas en el ámbito de la aplicación de la Instrucción 10/2005, se amplía hasta el 31 de diciembre de 2012 siempre y cuando la primera inspección periódica se realice antes del 19 de marzo de 2011.

Aparte de la reglamentación, hay un factor esencial a tener en cuenta, la seguridad.  Los edificios con instalaciones muy perjudicadas comportan peligro y la responsabilidad de mantener las instalaciones del edificio en buen estado es de la comunidad de propietarios.

Federació d’Associacions d’ Empresaris Instal·ladors de Catalunya

Deja un comentario

Top