Blog de Construmática

Icon Icon Icon Icon Icon Icon Icon Icon Icon

Rehabilitación, una oportunidad de negocio

Coblonal. Arquitectura i construcció

El subsector gana fuerza como motor económico alternativo ante la caída de la obra nueva

  • Actualmente existe en España un parque edificado de 25 millones de viviendas; de ellas, la mitad supera los 30 años de antigüedad y cerca de 6 millones superan los 50 años
  • Las distintas patronales inmobiliarias coinciden en señalar que en 2009 la construcción de nuevas viviendas no logrará alcanzar siquiera la cota de las 150.000 nuevas viviendas
  • Ante estos datos, la Administración está apostado por impulsar la rehabilitación para suavizar la actual crisis del sector de la construcción

Obra de rehabilitación: Es obra mayor que, a diferencia de la obra de nueva planta, no da lugar a la construcción de un nuevo edificio sino que se actúa sobre los ya construidos todo ello con independencia de que haya habido o no demoliciones parciales. Puede ser de dos tipos:

  • Obra de ampliación: Cuando se aumenta la superficie ya construida incorporando nuevos elementos estructurales. Este incremento puede realizarse de forma vertical sin aumentar la superficie ocupada sobre el terreno (Ej. añadiendo una nueva planta) o bien horizontalmente, y en tal caso sí existe superficie a añadir en el terreno.
  • Obra de reforma y/o restauración: Cuando no varía la superficie construida pero el edificio sufre modificaciones que afectan a algún elemento estructural o bien se implanta alguna dotación previamente inexistente.

Hasta hace un par de años, de rehabilitación se hablaba más bien poco. La bonanza económica vivida en España en el último decenio propició la construcción de muchas nuevas viviendas -negocio mucho más lucrativo-, mientras que la rehabilitación quedó en un segundo plano, al menos en el ámbito privado. Es por este motivo que el presente texto empieza citando la definición que el Ministerio de Fomento hace del concepto obra de rehabilitación.

Ahora, la situación ha dado un giro de 360 grados. Las distintas patronales inmobiliarias coinciden en señalar que en 2009 la construcción de nuevas viviendas no logrará alcanzar siquiera la cota de las 150.000 nuevas viviendas, un mínimo histórico lejos de los récords registrados en años anteriores (con un máximo de casi un millón en 2006, según el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos), con el consiguiente efecto en el empleo. El descenso supondrá repetir el desplome que ya se registró en 2008, cuando se empezaron a construir 252.916 nuevos pisos, un 58% menos en relación a 2007, y la menor cifra desde 1993.

Mientras la obra nueva pierde peso, la rehabilitación no hace más que ganar protagonismo gracias, en gran medida, al esfuerzo que están realizando las distintas administraciones para impulsar este subsector. Es evidente que con la rehabilitación el sector de la construcción no recuperará el gran crecimiento registrado en los últimos años, pero sí puede ser un factor clave para ayudar a la construcción a superar la actual situación económica del sector.

Coblonal. Arquitectura i contrucció

Un gran potencial de crecimiento

Existen tres grandes actividades de rehabilitación: la rehabilitación de edificios en uso, la rehabilitación promotora (que es la que más dinamiza el sector pero tiene el problema de estar ligada con los ciclos económicos) y la rehabilitación de obra pública patrimonial (cuya actividad es más constante). De las tres, la que está ganando protagonismo es la primera.

Según datos del Ministerio de Vivienda, actualmente existe en España un parque edificado de 25 millones de viviendas. De ellas, la mitad supera los 30 años de antigüedad y cerca de 6 millones superan los 50 años. Aunque en la Unión Europea la rehabilitación representa una parte muy importante del total del sector de la construcción, llegando en 2007 al 41%, en España este porcentaje no supera el 24%. La diferencia es mayor si la comparación se realiza con los países europeos más avanzados. Por ejemplo, en Alemania, las obras en edificios existentes representan un 62% y la nueva construcción algo más del 37%. Por tanto, la rehabilitación tiene en España un enorme potencial de crecimiento.

Al entender del Ministerio de Vivienda, “el fomento de la rehabilitación no sólo es una buena política de vivienda, sino que también es una componente estructural de la política económica, social y ambiental, ya que aporta significativos beneficios en los tres planos y ayuda al cambio hacia un desarrollo económico más sostenible”. En este sentido, la rehabilitación cumple dos funciones. Una coyuntural, de reactivación de la construcción residencial y de mantenimiento del empleo y otra estructural, de reconversión del sector hacia una mayor sostenibilidad y eficiencia, homologándonos con los países europeos más avanzados.

Los planes del Gobierno

El Gobierno, a través del Ministerio de Vivienda, está llevando a cabo dos importantes líneas de actuación para el fomento y el desarrollo de la rehabilitación de viviendas y espacios urbanos. Por un lado, el Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo destina 110 millones de euros a financiar actuaciones de rehabilitación en viviendas y espacios urbanos en todo el territorio nacional, cuya distribución se aprueba en este mismo Consejo de Ministros. Y por otro, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2013, aprobado en diciembre, en el que se incluyen ayudas para la rehabilitación aislada de edificios y viviendas y la rehabilitación integrada y renovación en barrios degradados, centros históricos, centros urbanos y municipios rurales.

Según el Ministerio, el objetivo es rehabilitar 470.000 viviendas en cuatro años. Para ello, se destinarán 2.000 millones de euros en subvenciones directas, a lo que hay que añadir la financiación adicional ofrecida a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).
En cuanto al impacto estimado, atendiendo sólo a los efectos de la financiación pública (es decir, sin tener en cuenta la movilización complementaria de recursos privados), el Gobierno prevé que el Plan Estatal generará una producción efectiva de 4.200 millones de euros y que se crearán en torno a 100.000 empleos, pudiendo alcanzarse los 300.000 si se tienen en cuenta los recursos privados movilizados.

Con su actual política de impulso a la rehabilitación, la Administración pretende un cambio desde un modelo de construcción extensivo, que es el que predomina ahora, a uno intensivo, que no consume suelo, necesita en muchas ocasiones casi de tanto material como la nueva construcción, lo que alivia la situación de las industrias auxiliares, y genera empleo. Además, el modelo intensivo resulta más sostenible, más innovador y más activo en la lucha contra el cambio climático.

Coblonal. Arquitectura i contrucció

Colaboración entre administraciones

El Ministerio va a trabajar codo con codo con las Comunidades y Ciudades Autónomas financiando programas de Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) y de Áreas de Renovación Urbana (ARU).

En el caso de los ARI, el Ministerio subvencionará hasta el 40% del presupuesto de las obras rehabilitación de viviendas y edificios y superación de situaciones de infravivienda y hasta el 20% del coste de la urbanización y reurbanización en el espacio público del área a rehabilitar. Estos porcentajes son del 50% y del 30% respectivamente si se encuentra en un centro histórico o municipio rural.

En cuanto a los ARU, las subvenciones estatales serán de hasta un 35% del coste de la demolición de los edificios existentes y la construcción de las nuevas viviendas protegidas. Esta subvención puede llegar a los 30.000 euros por vivienda. Además, el Ministerio financia hasta un 40% del presupuesto de las obras de urbanización y da una ayuda media de 4.500 euros anuales durante un máximo de cuatro años por cada familia a realojar.

En la misma línea y en colaboración con las demás administraciones, se pretendes erradicar la infravivienda y el chabolismo que aún persisten en algunas grandes ciudades, con los consecuentes riesgos de exclusión social, inseguridad, hacinamiento de sus moradores e insalubridad. Por eso, el Gobierno ha creado un programa específico con ayudas de hasta 3.000 euros anuales durante un máximo de cuatro años para realojar a sus habitantes en viviendas de alquiler. A través de este programa se financia hasta el 50% de la renta mensual de cada familia.

A todos estos programas, se suman las ayudas Renove a la rehabilitación aislada de edificios y viviendas dirigida a mejorar su eficiencia energética, higiene, salud, accesibilidad…

También hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma y cada gran ciudad poseen también sus propios planes de rehabilitación. Un buen ejemplo sería Cataluña que posee, entre otros planes, la llamada Ley de Barrios (consultar apartado “+ información”) y el Pacto Nacional para la Vivienda 2007-2016, que destina 1.449 millones de euros a actividades de rehabilitación para mejorar la calidad del parque de viviendas (más información).

De la teoría a la práctica

Pese a los esfuerzos del Gobierno, son muchos los que dudan que realmente los planes e iniciativas antes citadas tengan los efectos deseados aunque en general se valora la buena intención y el empeño de las distintas administraciones. Y es que ya se sabe: sobre el papel las cosas son siempre más fáciles y perfectas que cuando se llevan a la práctica.

Las principales dudas giran entorno la capacidad de dichos planes de generar la cantidad de empleo que está proyectado. Todo depende de en qué se acabe invirtiendo finalmente el dinero así que habrá que ver dónde y cómo se actúa para determinar si finalmente la rehabilitación consigue ejercer de motor para impulsar de nuevo la actividad del sector de la construcción.

Reforma de un piso en la Calle Provença de Barcelona

Plano de la rehabilitacion

El estudio catalán AV62 arquitectos, dirigido por Toño Foraster y Victoria Garriga, realizó el pasado año unas obras de reforma en un piso de la calle Provença de Barcelona. Con este proyecto, AV62 acaba de ganar, en la sección de interiorismo, el premio del segundo Concurso Nacional de Diseño ‘Vivir con Madera’ para Profesionales y Estudiantes de Arquitectura e Interiorismo. El certamen lo organiza la Confederación Española de Empresarios de la Madera (Confemadera) en colaboración con Arquinfad y con el patrocinio del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y la Sociedad Estatal para el Desarrollo del Diseño y la Innovación (DDI). Además, el proyecto también ha sido finalista en el apartado de Interiorismo de los premios FAD 2008.

AV62 arquitectos es un estudio que lejos de la actual tendencia arquitectónica, en la que se premia la construcción de grandes edificios emblema, busca construir con lógica y de acuerdo con el entorno del proyecto. Por otro lado, son firmes partidarios de la rehabilitación. Para saber más sobre AV62, se recomienda leer el siguiente reportaje de Xavi Sancho, publicado en el diario El País el 29 de octubre del 2007.

Plano de la rehabilitacion

EL PROYECTO:
REFORMA PISO EN CALLE PROVENÇA 290

ESTUDIO:
AV62arquitectos SL.
C/ Diputació 315 baixos dreta
08009 BARCELONA

AUTORES:
Toño Foraster Mariscal y Victoria Garriga Ariño

COLABORADORES:
Stefano Carnelli

FOTÓGRAFA:
Lourdes Jansana

FECHA CONSTRUCCIÓN:
Junio 2007/ Febrero 2008

PROMOTOR:
Lucas Albanell

COSTE DE LA OBRA:
220.000€

Plano de la rehabilitacion

MEMORIA:
Un piso originalmente ocupado por una familia y cuya última reforma data de los años 50 debe ser adecuado a las necesidades tanto funcionales como estéticas de un joven profesional independiente que va a vivir solo.
El objetivo central del proyecto es hacer llegar la luz a todos los espacios, integrar las terrazas y el patio central a los recorridos habituales y abrir e incorporar a las circulaciones y a la visualidad los espacios de trabajo tradicionalmente relegados como cocinas, lavaderos etc…
Queremos que un espacio gris, oscuro y compartimentado se convierta en un espacio luminoso y coloreado al tiempo que ordenado.
Se plantea la construcción del espacio doméstico a partir de la colocación de una serie de contenedores en un espacio previo indiferente y vacío. Tres grandes “armarios” se colocan estratégicamente compartimentando el espacio. Las cosas que se almacenan en estos armarios serán las que determinarán el uso que se da a los distintos espacios. Los muebles, propiamente dichos -sofás, mesas, camas, inodoros o lavabos- son los que hacen visible el uso que se ha asignado a cada espacio, inicialmente indiferente.
El tratamiento de las superficies de las paredes redunda en esta condición de caja infinita. Así, el espacio de las habitaciones se forra de papel o madera, como el interior de un baúl. Sólo el espacio del salón, el espacio permanentemente visible, y en cierta forma el representativo se mantiene blanco, neutro y “exterior”.
Las carpinterías de los balcones construyen un espacio de transición con el exterior. Pequeñas galerías que tímidamente se asoman a mirar, pero que preservan la visión directa del interior.
Nos gustaría considerar esta casa como una versión contemporánea de ese interior burgués del XIX, que acolcha su interior y protege a su habitante, con delicadeza, de un exterior no siempre tan amable como necesitaríamos que fuese.

Plano de la rehabilitacion

Rehabilitación de infraestructuras urbanas, corredor ferroviario en Sants

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

Marco del encargo

Barcelona Regional recibió el encargo del proyecto de cobertura de las vías del corredor ferroviario de Sants a raíz del convenio de Alta Velocidad firmado entre ADIF, el Ayuntamiento de Barcelona, operación a la cual se sumó Transportes Metropolitanos de Barcelona.

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

Sinopsis del proyecto

Con frecuencia grandes infraestructuras han provocado heridas abiertas en la ciudad, y operaciones de sutura y rehabilitación de tejidos urbanos maltrechos forman parte habitual de los procesos de regeneración de nuestras ciudades.

Es conocida la voluntad histórica de Barcelona por digerir sus propias infra-estructuras: viarias y ferroviarias. Desde el paso del tren a cielo abierto por la Calle Aragón hace varias décadas, el proceso no ha parado: la meridiana, la desaparición del tren en Poble Nou, la Ronda del Mig, la Gran Vía en Hospitalet, etc.

La rehabilitación del corredor ferroviario en Sants, que aquí comentamos, se ha “librado” de este proceso imparable, pues razones técnicas de peso han impedido el soterramiento en un tramo de vías de metro y tren, entre la Torrassa en Hospitalet y Plaza de Sants en Barcelona.

Esta circunstancia permite ensayar esta otra situación: la infraestructura no desaparece tragada por la tierra, se mantiene en su posición, pero la ciudad la envuelve; pasa por encima y bajo ella y utiliza su cubierta como un largo paseo ajardinado (1.200 m), que la convertirá en eje estructural de primer orden de relación Barcelona – Hospitalet.

Para suprimir el ruido, la caja se cierra lateralmente con cristal. Esto permite mantener la imagen de los trenes pasando, ahorrando al vecindario las molestias que generan. Su cubierta ajardinada permite un singular recorrido situado a nivel de una segunda planta que genera una nueva visión en altura de la ciudad por la que transcurre.

Como conclusión, pensamos que esta es una oportunidad excelente para ensayar opciones de rehabilitación de infraestructuras existentes, manteniéndolas en su posición y explotando las posibilidades que ofrecen de una singular y específica arquitectura urbana.

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

LA ITE: LA ITV DE LOS EDIFICIOS

M. Isabel Castillejo Garnés
Ingeniera Industrial
Directora del Área Profesional del
Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Catalunya

El año 2007 el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Catalunya, presentaba el trabajo monográfico: “La construcción. Un producto poco eficiente”.

En dicho estudio se plantearon una serie de conclusiones en relación a la falta de innovación en los procesos constructivos, actualmente casi se podría decir que “artesanales”, en los materiales, etc. y también en el sentido de que no se ha aprovechado el aumento de precios en el sector para mejorar tecnológicamente el producto, aumentar y asegurar las prestaciones, la calidad y el confort.

Las personas invertimos una gran parte de nuestro presupuesto en una vivienda, seguramente para toda nuestra vida, y normalmente no valoramos “a priori” las prestaciones de esa vivienda, cosa que sí hacemos, por ejemplo, en el momento de adquirir un vehículo. En ese caso, además de en la estética, nos fijamos en las prestaciones mecánicas, en las condiciones que garanticen nuestra seguridad, en si será o no caro de mantener, etc. En cambio cuando compramos una vivienda, priorizamos aspectos como por ejemplo dimensión o situación, pero no preguntamos las condiciones de la estructura, de los materiales, si está asegurado o no el aislamiento acústico y térmico, es decir, el confort y la economía de su utilización; si las instalaciones son o no suficientes en dimensionamiento y condiciones de seguridad para el uso que se les va a dar, etc.

Así pues, una de las conclusiones a las que se llegó en dicho estudio detectaba la necesidad de que los edificios dispusieran de un certificado que acreditase el “buen estado” del mismo, no solamente en el momento en que finaliza su construcción, sino a lo largo de toda su vida útil, al igual que se hace en cualquier producto o instalación industrial.

Es por este motivo que se planteaba la necesidad de establecer la generación de una información base clara inicial y una ITV de los edificios (por seguir con el símil de los vehículos) con un control inicial y del mantenimiento del edificio en su conjunto. Es decir, una “etiqueta verde“ para aquellos edificios con criterios de sostenibilidad, el “carnet vivienda” para controlar la aplicación real del confort por parte del constructor, una “guía del comprador”, para orientar sobre los costes de mantenimiento, etc.

En cuanto a los controles periódicos sobre el estado global del edificio, actualmente sí que existen algunas partes, instalaciones, elementos, que están sometidos a control, pero no así el “conjunto” construido. No se han desarrollado controles sobre condiciones acústicas y térmicas, ni de eficiencia del edificio o de la construcción en su conjunto, y mucho menos del seguimiento y mantenimiento a lo largo de su vida.

Garantías y ventajas para los usuarios

El hecho de que los edificios tengan una certificación, resultado de unas inspecciones globales técnicas iniciales y periódicas supone para los usuarios:
– Unificar los controles actuales: ascensores y otras instalaciones sujetas a reglamentos de seguridad, electricidad, gas…
– Conocimiento de la situación de riesgo y poder planificar el mantenimiento
– Disminución de costos: prevención, seguros…
– Disponer de una herramienta leal para poder utilizar en el caso de reclamaciones
– Un evidente valor añadido en el caso de venta, alquiler…

En definitiva un aumento de la seguridad global del edificio y una mejora en la calidad de vida de sus usuarios.

Aspectos a inspeccionar

1.- Estructura y obra civil
2.- Instalaciones: eléctricas, aparatos elevadores, térmicas, solares, lampistería, contra incendios, comunicaciones, aptitud de eficiencia energética…
3.- Medio Ambiente: ruidos, radiaciones recibidas y emitidas, calidad de aire interior, contaminación lumínica,…
4.- Seguridad de las personas y los bienes: control de accesos, vulnerabilidad, protecciones contra el vandalismo, evacuación en caso de emergencias…

Responsabilidades por la aparición de desperfectos en la obra acabada referida a la rehabilitación en la edificación

Àfrica Mundó
Arquitecto de Oikos Arquitectura

Atendiendo a la general desinformación que se detecta en el campo de les obligaciones y responsabilidades de los agentes intervinientes en el proceso constructivo, me ha parecido interesante, con este escrito, intentar resumir lo que marca la ley y reflejar su aplicación a la práctica diaria.

En el capítulo III de la “Ley de ordenación de la Edificación” (LOE) 38/99, de 5 de noviembre y modificada por la “Ley 24/2001” de 21 de diciembre, se hace mención explicita de quienes son los agentes que intervienen en el proceso constructivo. El promotor, el constructor, el proyectista, el director de la obra, el director de la ejecución de la obra, (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros y ingenieros técnicos), las entidades y los laboratorios de control de calidad de los edificios, los suministradores de productos, los propietarios y los usuarios.

También enumera las obligaciones de cada agente, durante el proceso.

OBLIGACIONES DE LOS AGENTES INTERVINIENTES EN EL PROCESO CONSTRUCTIVO

El promotor:
1- Ostentar la titularidad del solar o edificio en caso de rehabilitación.
2- Facilitar la documentación necesaria para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra las posteriores modificaciones del mismo.
3- Gestionar y obtener las licencias y autorizaciones administrativas, así como suscribir el acta de recepción de la obra.
4- Suscribir los seguros previstos en el articulo 19.
5- Archivar o entregar, es caso de venta, la documentación de obra ejecutada.

El proyectista:
Es el agente que, redacta el proyecto, y debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional de arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico, según corresponda,
2- Redactar el proyecto con sujeción a la normativa vigente y a lo que se haya establecido en el contrato y entregarlo con los visados que sean preceptivos.
3- Acordar, en su caso, con el promotor la contratación de colaboraciones parciales.

El constructor:
Es el agente que asume el compromiso de ejecutar con medios humanos y materiales, propios o ajenos, las obras o parte de las mismas , y debe:
1- Ejecutar la obra con sujeción al proyecto, y a las instrucciones del director de obra y del director de la ejecución de la obra, a fin de alcanzar la calidad exigida en el proyecto.
2- Tener la titulación o capacitación profesional que habilita para el cumplimiento de las condiciones exigibles para actuar como constructor.
3- Designar al jefe de obra que asumirá la representación técnica del constructor en la obra y que por su titulación o experiencia deberá tener la capacitación adecuada de acuerdo con las características y la complejidad de la obra.
4- Asignar a la obra los medios humanos y materiales que su importancia requiera.
5- Formalizar las subcontrataciones de determinadas partes o instalaciones de la obra dentro de los límites establecidos en el contrato.
6- Firmar el acta de replanteo o de comienzo y el acta de recepción de la obra.
7- Facilitar al director de obra los datos necesarios para la elaboración de la documentación de la obra ejecutada.
8- Suscribir las garantías previstas en el articulo 19.

El director de obra:
Generalmente el arquitecto, es el agente que dirige el desarrollo de la obra en los aspectos técnicos, estéticos, urbanísticos y medioambientales, de conformidad con el proyecto y la licencia de edificación, debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional que le corresponda (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico)
2- Verificar el replanteo y la adecuación de la cimentación y de la estructura proyectadas a las características geotécnicas del terreno.
3- Resolver las contingencias que se produzcan en la obra y consignarlas en el Libro de Ordenes.
4- Elaborar, a requerimiento del promotor o con su conformidad, eventuales modificaciones del proyecto, que vengan exigidas por la marcha de la obra.
5- Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como conformar las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas, con los visados que en su caso fuesen necesarios.
6- Elaborar y suscribir la documentación de la obra ejecutada (Libro del edificio) para entregarla al promotor, con los visados que en su caso fueran preceptivos.

Director de ejecución de la obra:
Generalmente el arquitecto técnico, es el agente que asume la función técnica de dirigir la ejecución material de la obra, de acuerdo con el priyecro, y de controlar cualitativa y cuantitativamente la construcción y la calidad de lo edificado, y debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional que le corresponda (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico)
2- Verificar la recepción en obra de los productos de construcción, ordenando la realización de ensayos y pruebas precisas.
3- Dirigir la ejecución material de la obra comprobando los replanteos, los materiales, la correcta ejecución y disposición de los elementos constructivos y de las instalaciones, de acuerdo con el proyecto y con las instrucciones del director de obra.
4- Consignar en el Libro de Órdenes las instrucciones precisas.
5- Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como elaborar y suscribir las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas.
6- Colaborar con los restantes agentes en la elaboración de la documentación de la obra ejecutada, aportando los resultados del control realizado.

Entidades y laboratorios de control de calidad de los edificios:
Verifican la calidad del proyecto, de los materiales y de la ejecución de la obra y sus instalaciones de acuerdo con el proyecto, también realizan ensayos o pruebas de servicio de los materiales, sistemas o instalaciones de una obra de edificación, y deben:
1- Prestar asistencia técnica y entregar los resultados de los ensayos al director de la ejecución de las obras.
2- Estar en posesión de la acreditación oficial otorgada por las Comunidades Autónomas

Suministradores de productos:
Son los fabricantes, almacenistas, importadores o vendedores de productos de construcción, y deben:
1- Realizar las entregas de los productos de acuerdo con las especificaciones del pedido, respondiendo de su origen, identidad y calidad,
2- Facilitar las instrucciones de uso y mantenimiento de los productos suministrados, así como las garantías de calidad correspondientes

Los propietarios y los usuarios:
Deben hacer un buen uso del edificio y mantenerlo, tal como indican los manuales de uso y mantenimiento que proporciona el técnico que firma el certificado final de obra.

ALCANCE TEMPORAL DE LAS RESPONSABILIDADES DE LOS AGENTES QUE INTERVIENEN EN EL
PROCESO CONSTRUCTIVO
:
La Ley establece que todos los agentes responderán:
1- Durante diez años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga y otros elementos estructurales, que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.
2- Durante tres años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de habitabilidad.

El constructor también responderá de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras dentro del plazo de un año. La Ley, también explicita que la responsabilidad será solidaria entre todos los agentes, si no se puede discernir un único responsable. Todas estas responsabilidades, según el articulo 19, son aplicables en las obras que se exija proyecto de edificación.

En la práctica, estas responsabilidades se concretan de la siguiente manera:
El promotor responde de la garantía de 10 años, por daños estructurales y lo hace mediante un seguro decenal que contrata a una compañía de seguros y esta a su vez encarga a una oficina técnica (OCT) que supervise la idoneidad de la estructura proyectada y ejecutada. Este seguro se aplica en obras de nueva planta, de reforma y rehabilitación que alteren la configuración arquitectónica y las catalogadas con carácter histórico artístico. Quedan exentas las viviendas unifamiliares de autopromoción para uso propio.

El constructor responde a estas obligaciones contratando un seguro de responsabilidad civil y todo riesgo en la construcción. Existen en el mercado varias modalidades de seguro y cobertura. Dependiendo del que se contrate cubre igual o menos de lo que marca la ley.

Si el constructor no aporta un seguro que cubra los daños materiales, para garantizar, durante un año, el resarcimiento de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras, este, podrá ser sustituido por la retención, por parte del promotor de un 5 por 100 del importe de la ejecución material de la obra (articulo 19 a) En realidad, esta segunda opción no suele ser viable, ya que las empresas constructoras no pueden soportar dicha carga económica.

Los técnicos (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico) responden contratando un seguro de responsabilidad civil, diseñado especialmente para estas profesiones, que cubre todas las responsabilidades que marca la ley.

También es de aplicación, en cuanto a garantías, el código civil, que establece que cada uno de los agentes responderá con su patrimonio frente a cualquier contingencia.

La ley (LOE 38/99, de 5 de noviembre y modificada por la “Ley 24/2001” de 21 de diciembre), no hace referencia explicita a las obras de rehabilitación y reforma que no afecten elementos estructurales pero si que dice que es aplicable a toda obra que exija proyecto. Por tanto, de ello parece desprenderse que las responsabilidades afectan en igual medida a dichas obras. Por tanto, también parece que para aquellas obras de rehabilitación, que afecten elementos estructurales y los promotores sean una comunidad de propietarios, deberían suscribir un seguro decenal.

+ información

La voz de los expertos
Ejemplo de rehabilitación de obra pública
Ejemplo de rehabilitación de edificio en uso
El DicPla, la herramienta online del ITeC

El Institut de la Tecnologia de la Construcció de Catalunya (ITeC) dispone de una aplicación informática, el DicPla, para la redacción del Libro del Edificio y la planificación y gestión del mantenimiento, según los requisitos del CTE y la normativa vigente en Cataluña.
Enlaces: ITeC y DicPla

La Ley de Barrios de la Generalitat de Catalunya

La ley de Barrios fue aprobada en el año 2004 con el objetivo de invertir en barrios de municipios con falta de equipamientos y degradados. Desde su aprobación, la Ley de Barrios ha supuesto una inversión pública de 990 millones de euros repartidos en actuaciones de 92 barrios, en un total de 77 municipios de Cataluña.
Web oficial del programa de barrios

Links de Construmática relacionados
Un vistazo a YouTube

[wpyt_profile2]siFdx_f1-dk[/wpyt_profile2]
Vídeo sobre la rehabilitación del puente de Sant Telmo de Sevilla

[wpyt_profile2]uiJt28CRugo[/wpyt_profile2]
Reportaje de Aragón Noticias sobre las actuaciones de rehabilitación llevadas a cabo en los últimos años en Zaragoza

Más links para ampliar información

Plan estatal de Vivienda y Rehabilitación:

Espanya – Ministerio de Vivienda

Principales referencias por comunidades


Del CAD al BIM II: la profundidad del cambio

architecture1

Hace ya un año que en nuestro primer número hablábamos del sistema BIM (siglas del Building Information Modeling). Entonces parecía que habláramos de ciencia ficción, pero un año después podemos ver que el concepto ha arraigado en los despachos profesionales y que cada vez más la visión digital del proyecto cobra importancia. La eficacia de los procesos constructivos centralizados en una única base de datos atacada por todos los programas implicados en el proyecto facilita la tarea planificadora y creativa y permite visualizar en 3D aquellas cosas que hasta ahora solo podíamos imaginar en 2D sobre la pantalla. Ahora queremos profundizar un poco más en este proceso de gestión de la documentación del procedimento contructivo y por ello os proponemos diferentes acercamientos a este tema.

BIM: integración de la arquitectura y los elementos más técnicos

Una de las cosas más efectivas del concepto del BIM es que existe una única base de datos del edificio, lo que permite que todos los agentes implicados en el proceso constructivo nutran sus programas informáticos con la misma información. Esto es básicamente útil para realizar el cálculo de estructuras, instalaciones, etc., ya que permite con estos datos realizar simulaciones, por ejemplo, de qué consumo energético tendrá el edificio o el proyecto que estamos realizando. De hecho, sobre la integración del software y de como BIM y CAD se compatibilizan podréis encontrar más información en el artículo del arquitecto Fernando Valderrama que os hemos destacado en los despieces.

EL concepto de BIM supone trasladar al mundo digital todo aquello que podemos realizar en el mundo off-line. Por este motivo, la revolución va más allá, ya que no estamos hablando solo de trasladar el trabajo de arquitectos e ingenieros al mundo digital, sino de la digitalización de todo el universo constructivo. El reto pues es que todo el sector perciba las ventajas competitivas del BIM como ya hizo en su momento con el CAD.

El hecho es que ya hay quien reivindica que el BIM implica un cambio incluso en la manera de concebir los proyectos arquitectónicos e ingenieriles, por lo que se habla ya de un nuevo perfil profesional en el sector constructivo.

architecture2

¿Quién controla el BIM?
Un nuevo proceso de trabajo conlleva siempre un cambio implícito en los perfiles laborales que lo acompañan. Es por este motivo y dado que en el BIM toda la información debe estar centralizada en una base de datos, que des de Deconstrumática nos preguntamos quien debería controlar este modelo, es decir, ¿debe existir un BIM MANAGER?

El BIM, está claro, ofrece la posibilidad de diseñar el proyecto des de una visión más integral del mismo. Es decir, te permite ver como va a afectar un cambio en un elemento a todo el proyecto constructivo. Por eso las grandes compañías que utilizan BIM ya han visto las ventajas de esta metodología. El diseño en 3D permite tanto a los estructuralistas, como a los decoradores, como a los ingenieros trabajar de una manera integrada. Aún así, tal y como dice Dominic Gallello, Presidente & CEO de Graphisoft en el artículo que os hemos destacado, se necesita un profesional que tenga una estrategia clara de todo el proyecto y que permita poner orden o dirigir de una manera global a todos estos profesionales que intervienen en el proceso constructivo. Esta, si debe existir un BIM Manager, es una cuestión que hemos preguntado a Miguel Villamor de Nemetschek, un referente en el sector.

¿Qué papel ha de jugar el CAD dentro de la perspectiva del concepto BIM?
Hoy en día, todo el mundo que diseñe utiliza CAD y la mayor parte de los objetos que nos rodean han sido ideados con este programa. Por este motivo en Construmática hemos habilitado una pestaña con toda la galería de elementos que os pueden ser útiles para diseñar en CAD. De hecho, son muchos los proveedores que cuando crean sus nuevos productos ya los ponen a disposición de los diseñadores o arquitectos en formato CAD. Es la manera de integrar sus productos de una forma más fácil en el diseño de los creadores de espacios. Autodesk nos ha preparado un artículo muy interesante sobre como ven ellos la integración y evolución de CAD en los próximos tiempos.

Eva Diaz
Periodista

architecture3

Entrevista a Miguel Villamor de Nemetschek

1. ¿Cómo entiende usted el concepto BIM (Building Information Modeling)?

Para mí, la mejor definición del concepto BIM, es la del “Padre” del BIM, Jerry Laiserin, y yo la suscribo totalmente: “BIM, o el modelo del edificio basado en datos, es un proceso de representación que crea “vistas” multidimesionales, con gran cantidad de datos disponibles, para todas las fases del proyecto y su construcción. Este método repercute muy positivamente en la comunicación, la colaboración, la simulación y la optimización “.

BIM, no es un software, es un proceso de representación del edificio basado en datos, y no sólo en su geometría. La informatización del proceso a través del software es lo que modifica por completo las reglas tradicionales del proyecto y su construcción. Facilita compartir datos (Comunicación), trabajar sobre los datos compartidos (colaboración), realizar análisis previos a la construcción (Simulación), y usar estos resultados para mejorar el diseño
(Optimización).

El BIM plantea una tercera vía de representación del proyecto. Al 2D versus 3D, y al Analógico versus Digital, se añade la vía Geometría versus Datos. Este último incluye, en un único modelo BIM, Geometría, Especificaciones, Medición y coste, Planificación de tiempos, y todo tipo de propiedades y atributos (térmicos, acústicos….), que definen completamente el edificio.

Planos, mediciones, análisis energético, estructura… han de ser obtenidos a partir del modelo BIM y a su vez forman parte del propio concepto BIM.
Un concepto BIM bien desarrollado, ha de reducir tiempos y costes en el desarrollo del proyecto, eliminar al máximo los errores del mismo, y mejorar la comunicación con el cliente.

2. ¿Qué es Allplan BIM 2008?

Allplan BIM representa la máxima evolución de Nemetschek del concepto BIM, tras más de veinte años de desarrollo, y la experiencia práctica
de miles y miles de usuarios en todo el mundo. Allplan BIM 2008, no obstante, mantiene todas las herramientas clásicas de un sistema de CAD, para evitar las lagunas que suelen encontrase en el cambio de un sistema de trabajo CAD a uno basado en BIM. El usuario puede trabajar sobre un modelo BIM paramétrico, con todo tipo de elementos constructivos y todo tipo de datos asociados, pero manteniendo el máximo control sobre la representación gráfica 2D y con el máximo nivel de detalle. En mi opinión, ni la arquitectura ni los arquitectos deben renunciar a la expresión gráfica de sus ideas ni perder su estilo de representación, al pasar a utilizar herramientas BIM.

3. ¿Cuáles son las principales ventajas de Allplan?

Allplan es un sistema BIM que contempla todas las fases del proyecto y su construcción, con un nivel de detalle de proyecto de ejecución. Allplan contempla todas las competencias de la edificación, tanto las de los arquitectos como las de los ingenieros. En España, los arquitectos tienen competencia sobre el proyecto completo, pero en la mayoría de países no es así. Los sistemas BIM suelen estar adaptados al trabajo de los arquitectos que sólo tienen competencias sobre lo que aquí llamamos proyecto básico, de ahí que no se encuentre en ellos el grado de precisión y detalle necesarios para un proyecto de ejecución, con presupuestos, instalaciones, estructuras, análisis energético… o ni siquiera el grado de detalle constructivo que requiere un proyecto completo listo para su construcción. Allplan BIM también dispone de todas las herramientas de un sistema de CAD tradicional, y es totalmente compatible además de con AutoCAD, con estándares universales como el formato PDF 2D y 3D, y todos los programas relevantes del sector de la construcción de nuestro país, Presto, Arquímedes, Cypecad, Tricalc…

architecture4

4. ¿Cómo se organiza la información en Allplan? ¿Cómo acceden a ella todos los agentes implicados en el proceso constructivo?

Allplan dispone de una base de datos multiarchivo, de forma que el proyecto puede estructurarse en cuantos archivos se desee, cada uno de ellos, al igual que AutoCAD con sus correspondientes capas. Para trabajar en equipo sólo hay que definir a qué archivos tiene acceso cada uno de los usuarios del sistema, o si estos han de ser compartidos o no. El sistema es muy flexible y permite trabajar en red con una gran agilidad. Un usuario puede abrir en una misma ventana de trabajo y editar a la vez dos o más archivos, sin ningún problema, y sin tener que organizar un sistema de referencias externas para ello.

5. Nos han contado que algunos programas de gestión permiten efectuar simulaciones del gasto energético del edificio o de cómo afectaría al edificio diferentes cálculos de estructuras. ¿Es verdad? ¿Nos puede poner un ejemplo de un proyecto donde se hayan realizado estas simulaciones con Allplan?

En eso consiste exactamente el concepto de integración. Si el usuario utiliza un sistema de cálculo energético integrado con Allplan, cualquier cambio en el diseño permite conocer al instante su repercusión, por ejemplo, en el consumo energético anual del edificio. Esto podría hacerse, por ejemplo, con el programa AX-3000 integrado en Allplan. Pueden obtenerse similares resultados mediante la conexión con otras aplicaciones. Por ejemplo, aún no estando integrado en Allplan, el modelo con todos sus atributos, puede exportarse a Instalaciones del Edificio de Cype o a Tekton 3D de Procedimientos Uno, y obtener la certificación energética. Si esta no es la adecuada, obtendremos la información necesaria para modificar el diseño o los materiales y volver a calcular el nivel de certificación energética. Esto es igualmente aplicable a otras disciplinas, como el cálculo de estructuras, la simulación acústica, etc.

6. Dado que en el BIM toda la información puede pasar por estar centralizada en un modelo de edificio, nos deberíamos preguntar quien controla este modelo, es decir, debe existir un BIM MANAGER?

En mi opinión lo que debe existir como hasta ahora, es un responsable de proyecto o de proyectos, que coordine todas las tareas en el desarrollo del mismo. El concepto BIM, eso si, le ayudará mucho a mejorar todas las tareas de coordinación y control del proyecto. Por supuesto, en el caso de crear una figura de un BIM Manager, por debajo de un Jefe de Proyectos, estaría mucho más cercano a éste, que la actual figura del Jefe o Responsable CAD, más dedicado a tareas propias de producción que de proyecto en si mismo.

Acad Stadium

Entrevista a Jaime Franzi de Autodesk

BIM o ¿qué hacemos con el CAD?

Desde hace algún tiempo está surgiendo un nuevo modelo de trabajo en el campo de la arquitectura y la construcción. Se trata del BIM o Modelado de Información de Edificios. Con BIM, arquitectos e ingenieros generen e intercambien información de manera eficiente, crean representaciones digitales de todas las fases de construcción y simulan su comportamiento en la vida real lo que perfecciona el flujo de trabajo, aumenta la productividad, y sobre todo mejora la calidad.

Esto supone una revolución y exige un cambio de mentalidad. Como toda innovación de estas dimensiones suscita ciertos miedos, desconfianzas y recelos. Una de estas dudas se centra en el futuro del CAD frente al BIM. Los profesionales del sector se preguntan si esta nueva forma de trabajo traerá consigo la desaparición del diseño digital con CAD. Sin embargo, a lo largo de estas líneas analizaremos como el antiguo sistema continuará teniendo un papel importante, se integrará perfectamente con cualquier programa BIM e incluso aportará ciertas ventajas a la hora de efectuar la transición al nuevo modelo.

En primer lugar hay que dejar claro que las empresas que decidan adoptar BIM no tendrán que renunciar completamente a sus programas CAD. Es más, por razones de eficiencia, muchas veces resulta preferible y necesario continuar con un equipo de delineación que trabaje con CAD sobre los planos generados por el programa BIM. Es más fácil añadir todos los detalles necesarios para finalizar la documentación sobre planos independientes que sobre un modelo único.

Siempre hay que tener en cuenta la gran utilidad que tiene CAD para el detalle de planos. Los fabricantes deben ser conscientes de la necesidad que supone acompañar el software BIM de una aplicación CAD que lo complemente. Por ejemplo, en Autodesk la nueva versión 2010 de Revit Architecture Suite vendrá acompañada de una licencia de AutoCAD Architecture. El objetivo prioritario de un fabricante que quiera ofrecer soluciones completas para esta nueva forma de trabajo debe ser facilitar la transición a BIM de los miles de clientes que siguen trabajando con CAD. Esta transición no tiene que perjudicar al nivel de productividad existente ni devaluar los conocimientos actuales.

Es necesario comprender la potencialidad que tiene el BIM. El flujo de trabajo de hoy en día está condicionado por las herramientas CAD y eso conlleva muchas limitaciones. Sin embargo, las soluciones BIM han sido creadas expresamente para facilitar el trabajo de los profesionales de la construcción – no sólo el arquitectos sino también los ingenieros y hasta los contratistas y los dueños. Son unas aplicaciones potentes que proporcionan a los integrantes del proyecto una flexibilidad y una rapidez mayor al permitir que la información esté siempre actualizada y sea coherente en cualquier fase del trabajo – y que no se pierda información cuando el proyecto pasa de una fase a la próxima durante el ciclo de vida del proyecto.

Poco a poco el BIM se está extendiendo y como consecuencia, en unos años veremos como la forma de trabajar entre los equipos de un proyecto cambiará de forma importante. Debido a la cantidad de información que puede capturar un proyecto BIM desde el primer día, la mayoría de las decisiones importantes se tomarán en fases más tempranas con los ingenieros, arquitectos y constructores trabajando de forma paralela. De esta forma, BIM facilitará una visión integral del proyecto desde el primer momento. El tener el ingeniero, por ejemplo, involucrado en el análisis del proyecto durante la fase de diseño puede ayudar al arquitecto a tomar decisiones fundadas sobre el uso del terreno o la estructura del proyecto. En Autodesk lo denominamos “entrega integrada de proyectos” (IPD o Integrated Project Delivery) y supone un método de trabajo mucho más eficiente y con el que se puede además conseguir diseños más económicos y sostenibles. La clave está en que mejora radicalmente la comunicación con todo el equipo involucrado.

Ahora que hemos visto un futuro de BIM y de una nueva forma de trabajar, ¿qué pasará con CAD? ¿Tienen un rol de jugar en esta visión del futuro?
La respuesta es sí. Las herramientas CAD ofrecen ciertas ventajas y una gran flexibilidad para el detalle de planos que no dejarán de tener importancia durante un proyecto de construcción. CAD ha dejado de ser la mejor manera de conceptualizar y diseñar un proyecto integral pero ofrece ciertas ventajas y una gran flexibilidad a la hora de detallar los planos. Los estudios de arquitectura e ingeniería que serán competitivos en el futuro tendrán equipos multifuncionales, formados en diferentes herramientas de diseño y acostumbrados a colaborar más de cerca con los demás profesionales involucrados en el mismo proyecto.

BIM ofrece unos beneficios técnicos y empresariales extraordinarios pero exige un cambio en las formas tradicionales de trabajar, algo no siempre fácil. Este cambio no exige el abandono de sistemas CAD tradicionales sino el replanteamiento de CAD en el proceso de diseño. CAD será principalmente para el dibujo y detalle de planos pero gracias a las herramientas BIM, pasaremos mucho menos tiempo con esas tareas tan laboriosas.

Jaime Franzi, Director de la División de Arquitectura, Construcción e Ingeniería de Autodesk para Iberia

Para información adicional visite Autodesk

Revit

+ información

AECBytes, la web de referencia sobre BIM

Aquí podréis encontrar toda la información acerca del concepto y modelo BIM. Sus artículos son de referencia para cualquier profesional del sector. Os destacamos estos dos:

  • The New “Must Have”—The BIM Manager
  • Digital Design and the Age of Building Simulation
  • Entrevista a Miguel Villamor de Nemetschek
    Miguel Villamor

    Miguel Villamor

    Entrevista a Jaime Franzi de Nemetschek
    Jaime Franzi

    Jaime Franzi

    Inercambio de mediciones entre Allplan y Presto

    Fernando Valderrama
    Arquitecto de Soft, S.A.
    Descarga en PDF.


    Links – Marzo 2009


    Premio Mies Van Der Rohe 2009

    PREMIO DE ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA DE LA UNIÓN EUROPEA

    Zenith Music Hall

    • Proyecto: Zenith Music Hall
    • Arquitectos: Massimiliano Fuksas, Doriana Fuksas
    • Lugar: Strasbourg, France
    • Fotografías: Moreno Maggi

    Una obra del estudio catalán RCR Arquitectes, entre las cinco finalistas

    • Se trata de un proyecto realizado en el barrio barcelonés de Sant Antoni y es la única obra española que ha superado la criba
    • Los otros cuatro proyectos finalistas son obra de Atelier Marc Barani, Massimiliano Fuksas Architecture, Grafton Architects y Snøhetta
    • El ganador del certamen, que es uno de los galardones más importantes y prestigiosos de la arquitectura internacional, se conocerá en mayo

    Un total de 341 proyectos competían por el Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea – Premio Mies van der Rohe 2009. Sólo cinco podían pasar a la final y el destino ha querido que uno de ellos fuera una obra española. Concretamente, se trata del proyecto Biblioteca, Hogar de Jubilados y Espacio Interior de Manzana, concebido por el estudio RCR Arquitectes, de Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Villalta. Los otros cuatro proyectos finalistas son el intercambiador de transportes y la estación de tranvía de Niza (Francia), el Zenith Music Hall de Estrasburgo (Francia), la Universidad Luigi Bocconi de Milán (Italia) y la Opera y Ballet de Noruega, en Oslo.

    Hasta el mes de mayo no se conocerá el ganador final del certamen, que es el más importante en el mundo de la arquitectura contemporánea a nivel europeo y tiene una periodicidad bianual. El Premio tiene una dotación económica de 60.000 euros, mientras que la Mención Especial asciende a 20.000 euros. Además de la compensación económica, los ganadores recibirán una escultura diseñada por el artista catalán Xavier Corberó, inspirada en el Pabellón Mies van der Rohe, símbolo del Premio y uno de las obras más importantes de la arquitectura del siglo XX.

    En la última edición, la del 2007, el proyecto ganador fue una obra española: el MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, obra del estudio Mansilla + Tuñón Arquitectos, integrado por Luis M. Mansilla y Emilio Tuñón. Entre los ganadores de ediciones anteriores de certamen figuran arquitectos tan conocidos como Rem Koolhaas y Ellen van Loon, Zaha Hadid, Dominique Perrault, Peter Zumthor, Rafael Moneo, Álvaro Siza Vieira y Norman Foster.

    Biblioteca, centro de la tercera edad e interior de manzana.

    Las cinco obras finalistas.

    Los finalistas han sido seleccionados de entre un total de 340 obras propuestas por las asociaciones miembros del Consejo de Arquitectos de Europa, otras asociaciones nacionales de arquitectura y por el Consejo Asesor. España era el país con mayor número de proyectos, con 36, seguido de Alemania (30), Reino Unido (25) y Francia y Holanda, ambos con 21.

    Entre los ubicados en España estaban el monumento a las víctimas del 11-M, junto a la estación de Atocha de Madrid; el Pabellón de España en la Expo Zaragoza 2008; el Teatro del Canal de Madrid; la sede del departamento de Sanidad del Gobierno Vasco, en Bilbao; la Ciutat de la Justicia de Barcelona; el Centro de las Artes de La Coruña; el Teatro Auditorio de Villajoyosa o la biblioteca pública de Torre Pacheco (Murcia).

    De entre todas estas obras españolas, sólo una ha llegado a la final: el proyecto Biblioteca, Hogar de Jubilados y Espacio Interior de Manzana, concebido por el estudio catalán RCR Arquitectes. La obra se encuentra en un interior de manzana del barrio barcelonés de Sant Antoni y ha sido proyectada como un equipamiento municipal múltiple y versátil donde los vecinos se sintieran a gusto en un gran patio liberado de edificaciones obsoletas y recuperado para el uso público.

    RCR Arquitectes está formado por Rafael Aranda Quiles, Carme Pigem Barceló y Ramón Vilalta Pujol. Desde la ciudad de Olot (Girona), el equipo de arquitectos desarrolla una arquitectura muy esmerada que concentra su intensidad expresiva en formas y volúmenes esenciales y en la relación que mantienen los edificios con el paisaje y el contexto. Como se percibe en la mayoría de sus edificios, RCR Arquitectes siente preferencia por las construcciones de pequeño formato, escuetas y esenciales, alejándose de formas pintorescas, superfluas o retóricas y mezclando cuidado y contundencia.

    El proyecto del estudio de arquitectos catalán no lo tiene fácil porque debe competir con cuatro grandes obras: el edificio de la Ópera y Balet de Noruega, ubicado en Oslo, que es obra del estudio Snøhetta; la Universidad Luigi Bocconi, en Milán (Italia), de Grafton Architects; el Zenith Music Hall de Estrasburgo (Francia) de Massimiliano Fuksas Architecture; y con el Centro multimodal – Tranvía de Niza (Francia) de Atelier Marc Barani.

    Como siempre, la última palabra la tiene el jurado, que está presidido por Francis Rambert. Los demás integrantes son: Ole Bouman, Irena Fialová, Fulvio Irace, Luis M. Mansilla, Carme Pinós y Vasa J. Perović. Por otro lado, el director de la Fundación Mies van der Rohe, Lluís Hortet, es secretario del jurado. Según Rambert, los miembros del jurado están “impresionados por la calidad de los proyectos seleccionados, muchos de los cuales abordan importantes cuestiones urbanas sobre la regeneración de la infraestructura, desarrollando nuevas tipologías. Cada uno de los proyectos responde con imaginación a un encargo y a un contexto determinados”.

    Quienes deseen más información sobre las obras finalistas, pueden acudir el 22 de abril al Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona donde los cinco arquitectos seleccionados como finalistas realizarán unas conferencias. Por otro lado, en septiembre se inaugurará una exposición itinerante compuesta por el proyecto ganador, la Mención Especial al Arquitecto Emergente, las obras finalistas y otras de las obras seleccionadas.

    Ópera i Ballet de Noruega

    El certamen

    El Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea – Premio Mies van der Rohe 2009, es uno de los galardones más importantes y prestigiosos de la arquitectura internacional. El certamen es una iniciativa conjunta de la Comisión Europea y la Fundació Mies van der Rohe y es otorgado bienalmente a obras completadas durante los dos años anteriores, y elaboradas en países integrantes del Programa Cultura 2000.

    Sus principales objetivos son reconocer y fomentar la excelencia en el campo de la arquitectura y concienciar sobre la contribución de los profesionales europeos en el desarrollo de nuevas ideas y tecnologías. En este sentido el Premio ofrece la oportunidad, tanto a las instituciones como al público en general, de alcanzar una comprensión mayor sobre el rol cultural de la arquitectura en la construcción de nuestras ciudades. Además, el Premio intenta promover la arquitectura en dos formas diferenciadas: estimulando una mayor circulación de los arquitectos profesionales por toda la Unión Europea y apoyando a los jóvenes arquitectos en el lanzamiento de sus carreras.

    Universidad de Luigi Bocconi

    El Pabellón Mies van der Rohe y la fundación

    El Pabellón fue construido para la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y desmontado tras su clausura al año siguiente. Medio siglo después, viendo la significación del Pabellón en términos de Historia de la Arquitectura Contemporánea, el Ayuntamiento de Barcelona con Oriol Bohigas al frente de la Delegación de Urbanismo, decidió reconstruirlo. Ignasi de Solà-Morales, Cristian Cirici y Fernando Ramos fueron los arquitectos encargados de la investigación, la documentación, el diseño y la reconstrucción del Pabellón en el mismo enclave en que se construyó originalmente. Estos trabajos se iniciaron en 1983 y se acabaron en 1986, año en el que se inauguró el nuevo edificio.

    La Fundació Mies van der Rohe es una entidad pública sin ánimo de lucro que se creó en 1983 con el objetivo de impulsar la reconstrucción del Pabellón. Desde entonces la Fundació, miembro de la Confederación Internacional de Museos de Arquitectura (ICAM) es la encargada de conservar y gestionar el Pabellón.

    Entre los objetivos de la Fundació Mies van de Rohe se cuentan el de alentar el debate sobre la arquitectura y el urbanismo modernos y contemporáneos, el reunir un archivo documental sobre Ludwig Mies van der Rohe y sobre arquitectura moderna y contemporánea y organizar premios, cursos, conferencias, exposiciones, publicaciones y estudios relacionados con ella.

    Centro Multimodal. Tranvía de Niza

    ENTREVISTA A LLUÍS HORTET, DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN MIES VAN DER ROHE

    “El Premio ofrece la oportunidad de alcanzar una comprensión mayor sobre el rol cultural de la arquitectura”

    Desde 1990 Lluís Hortet i Previ dirige en Barcelona la Fundació Mies van der Rohe, que concede el premio de arquitectura Contemporánea de la Unión Europea. Además, Hortet es también secretario del jurado de dicho premio y por tanto uno de los pocos privilegiados que va a participar en la difícil misión de escoger cuál es la mejor obra arquitectónica construida en Europa durante los dos últimos años.

    ¿Cuáles son los principales objetivos del Premio Mies van der Rohe?
    Sus principales objetivos son reconocer y fomentar la excelencia en el campo de la arquitectura y concienciar sobre la contribución de los profesionales europeos en el desarrollo de nuevas ideas y tecnologías.
    En este sentido el Premio ofrece la oportunidad, tanto a las instituciones como al público en general, de alcanzar una comprensión mayor sobre el rol cultural de la arquitectura en la construcción de nuestras ciudades. Además, el Premio intenta promover la arquitectura en dos formas diferenciadas: estimulando una mayor circulación de los arquitectos profesionales por toda la Unión Europea y apoyando a los jóvenes arquitectos en el lanzamiento de sus carreras.

    ¿Qué criterios ha tenido en cuenta el jurado para elegir las cinco obras finalistas?
    Los criterios de selección están especificados en las bases del Premio como: las obras seleccionadas “se distinguirán por una combinación de cualidades tales como la excelencia y la autenticidad en el diseño, un carácter genuino e innovador y una construcción de gran calidad y buena ejecución”.

    ¿Qué destacaría de las obras finalistas de esta edición?
    Francis Rambert, presidente del Jurado, ha afirmado: “Estamos impresionados por la calidad de los proyectos seleccionados, muchos de los cuales abordan importantes cuestiones urbanas sobre regeneración e infraestructura, desarrollando nuevas tipologías. Cada uno de los proyectos responde con imaginación a un encargo y a un contexto determinados.”

    ¿Cuándo se conocerá el ganador?
    El 7 de mayo de 2009.

    ¿Cree que la única obra española finalista -la biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver (Barcelona), obra del estudio RCR Arquitectes- tiene posibilidades de hacerse con el premio?
    Todas las obras finalistas tienen posibilidades de hacerse con el premio. Los miembros del jurado visitarán las cinco obras finalistas y decidirán la obra ganadora en una segunda reunión.

    + información

    Enlaces de interés
    Las webs de los cinco finalistas
    1. RCR Aranda Pigem Vilalta Arquitectes
    2. Atelier Marc Barani (en construcción)
    3. Massimiliano Fuksas Architecture
    4. Grafton Architects
    5. Snøhetta

    Entrevista a Lluís Hortet, director de la Fundación Mies van der Rohe y secretario del jurado del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea – Premio Mies van der Rohe 2009.

    Un vistazo a YouTube

    [wpyt_profile2]DXGHTTHZq-o[/wpyt_profile2]
    Vídeo sobre la vida y obra de Mies van der Rohe

    [wpyt_profile2]QuLV_5VgYDk[/wpyt_profile2]
    Visita virtual por el Pabellón de Barcelona

    [wpyt_profile2]fcYjolXecO4[/wpyt_profile2]
    Vídeo informativo sobra la obra ganadora del último certamen

    Más información en

    La rehabilitación energética de edificios

    Edificio Vola

    Otro ladrillo para lograr la eficiencia energética en el sector de la construcción

    En tiempos de crisis, muchos prefieren reparar lo viejo antes que comprar algo nuevo. Mientras bajan las ventas de coches, las reparaciones en el mecánico suben de precio. Lo mismo sucede con la vivienda. Como más desciende el atractivo de comprar pisos nuevos, mayor es la utilidad de rehabilitar una vivienda antigua. Con esta idea, el Ministerio de Vivienda ha inyectado 110 millones de euros adicionales al presupuesto de rehabilitación de edificios que tenía previsto en el Plan Estatal de Vivienda 2009-2012.

    La rehabilitación energética de una vivienda antigua tiene como objetivo mejorar el ahorro y la eficiencia en el uso doméstico de la energía. Además, es uno de los pilares del concepto general de recuperación de un edificio, basado en parte en la idea ecologista de que reutilizar es mejor que producir de nuevo. De hecho, la reducción de emisiones de CO2 es uno de los argumentos favorables que esgrime el Gobierno a favor de la inversión en rehabilitación energética y uno de los caminos que debe seguir España para luchar contra el cambio climático y cumplir así con el Protocolo de Kyoto.

    La edificación supone casi una quinta parte de la energía consumida a nivel español y una cuarta parte de las emisiones de CO2, según de Plan de acción 2008-2012 del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), adscrito al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. El aumento del parque de viviendas y sus equipamientos, especialmente los de climatización, ha disparado el consumo doméstico de energía en los últimos años. Por su lado, la mayor parte del gasto energético de las oficinas y otros edificios del sector servicios proviene de la iluminación.

    Para mejorar la eficiencia energética de los edificios, las Administraciones estatales y autonómicas pusieron en marcha un paquete de medidas legales, como por ejemplo el Código Técnico de la Edificación (CTE), que según las estimaciones del IDAE puede representar un ahorro energético de entre el 30 y el 40% y una reducción de las emisiones de CO2 de entre el 40 y el 55% en el sector.

    Las acciones para reducir el consumo de energía de los edificios se basan en promover un descenso en la demanda y en la mejora de la eficiencia de las construcciones en general. La rehabilitación energética se centra en este segundo aspecto. Para cumplir los parámetros del Protocolo de Kyoto en el capítulo de la edificación es muy importante la rehabilitación energética de viviendas antiguas, ya que la reducción de su consumo de energía debe compensar el consumo que generará la construcción y el uso de los edificios de obra nueva.

    En primer lugar y dada su importancia en el consumo total, el CTE prevé la actuación sobre los aspectos de climatización de un edificio. Las viviendas deberán alcanzar un bienestar térmico teniendo en cuenta el clima de la localidad. Esto significa adaptar la envolvente del edificio y substituir los materiales de sus muros, cubiertas, huecos y suelos por otros con unas propiedades y espesor adecuados. Un ejemplo práctico de esto materiales es el poliestireno extrudido, un tipo de aislante que a nivel comercial fabrica la empresa Dow Building Solutions bajo el nombre de Styrofoam. En este apartado también hay que tener en cuenta el factor solar del acristalamiento o la permeabilidad de la carpintería.

    En segundo lugar, el CTE también hace hincapié en la iluminación de los edificios. Según esta norma, este tipo de instalaciones deberán disponer de un “sistema de control que ajuste el encendido a la ocupación real de la zona y un sistema de regulación que optimice el aprovechamiento de la luz natural”.

    Si bien estas medidas van encaminadas a reducir la demanda energética, la legislación también prevé actuar sobre la oferta. La generación autónoma de energía por parte de los edificios, a partir de fuentes renovables, es otra faceta de su mejora de la eficiencia energética. El CTE dispone que se favorezca la producción de energía solar térmica en viviendas y oficinas, especialmente para calentar agua pero también para la climatización de piscinas cubiertas.

    Por otro lado, también se establece la captación y transformación de energía solar fotovoltaica que pueda usarse en el edificio o transferirse a la red. Muchas de estas iniciativas han sido promovidas dentro del el Proyecto Reconsost, en el que participaba el IETCC (Instituto Eduardo Torroja de Ciencias de la Construcción) junto con varias instituciones públicas.

    Pero más allá de todas estas consideraciones basadas en la sostenibilidad medioambiental, la rehabilitación energética de edificios tiene un componente positivo a nivel económico. Esta medida representa una innovación en toda regla en el maltrecho sector de la construcción, muchas veces criticado durante estos últimos años por su preferencia por la especulación y su falta de interés en R+D+i. “Los promotores de obras de rehabilitación empiezan a incorporar en sus edificios las mejoras destinadas a la eficiencia energética”, explica Núria Pedrals, directora general de Calidad de la Edificación y Rehabilitación de la Vivienda de la Generalitat de Catalunya.

    Además de dar un empujón a un sector clave de la economía como es el de la construcción, la rehabilitación energética de edificios puede proporcionar trabajo a decenas de empresas y miles de obreros que han quedado fuera del mercado en el contexto de crisis actual. De hecho, las ayudas a la rehabilitación que el Gobierno ha destinado en el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E) aspiran a la creación de 30.000 empleos directos en los próximos meses.

    Living Roof Building

    Real Decreto 47/2007, de 19-01-2007, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción.

    BOE. Nº 27 de 31-01-2007

    Resumen: Entra en vigor: 01-05-2007.
    Este procedimiento determina la metodología de cálculo de la calificación de eficiencia energética, con el que se inicia el proceso de certificación, establece condiciones técnicas y administrativas para la certificación de proyectos y edificios terminados y aprueba un distintivo común en todo el territorio nacional denominado etiqueta de eficiencia energética (art. 1.1).

    De aplicación en (art. 2.1): a) Edificios de nueva construcción b) Modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes, con superficie útil > 1.000 m2 donde se renueve más del 25% del total de sus cerramientos Se excluyen (art. 2.2): a) Edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas b) Edificios y monumentos protegidos oficialmente cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto c) Edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosas d) Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización = o < 2 años e) Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales f) Edificios aislados con superficie útil total < 50 m2 g) Edificios de sencillez técnica y escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea eventual o permanente, se desarrollen en 1 sola planta y no afecten a la seguridad de las personas
    El Capítulo I (art. 1 a 3) establece disposiciones generales y crea los denominados documentos reconocidos para la certificación, así como su Registro en el Ministerio.
    El Capítulo II (art. 4 a 10) establece las condiciones técnicas y administrativas para la certificación de eficiencia energética: Calificación de eficiencia energética de un edificio, certificación de eficiencia energética de un edificio, del proyecto y del edificio terminado, control externo, inspección y, validez, renovación y actualización del certificado.
    El Capítulo III (art. 11 a 13) se dedica a la etiqueta de eficiencia energética.
    Anexos:
    – Anexo I. Especificaciones técnicas de la metodología de cálculo de la calificación de eficiencia energética.
    – Anexo II. Etiqueta de eficiencia energética.
    Disp. Transitorias: 1ª No se aplica a:
    a) Edificios que a 31-04-2007 estén en construcción, ni a proyectos con licencia de obras solicitada b) Proyectos supervisados y aprobados por la Administración o visados por colegios profesionales antes de 31-04-2007, siempre que la licencia se solicite en el plazo de 1 año 2ª Procedimiento voluntario durante 6 meses desde 31-04-2007 y posteriormente obligatorio.
    Adapta la Directiva 2002/91/CE.

    Decreto 21/2006, de 14-02-2006, por el que se regula la adaptación de criterios ambientales y de ecoeficiencia en los edificios.

    DOGC.Nº 4574 de 16-02-2006

    Resumen: Entra en vigor: 16-08-2006.
    Este Decreto incorpora parámetros ambientales y de ecoeficiencia para edificios de nueva construcción, procedentes de reconversión de antigua edificación y de gran rehabilitación, públicos o privados, con uso (art. 1):
    – Vivienda.
    – Residencial colectivo (hotel, pensión, residencia, albergue).
    – Administrativo (Adm. Pública, banco, oficina).
    – Docente (infantil, primaria, secundaria, universitaria y formación profesional).
    – Sanitario (hospital, clínica, ambulatorio y centro de salud).
    – Deportivo (polideportivo, piscina y gimnasio).
    Agua (art. 3):
    – Red de saneamiento que separe agua pluvial de residual, como mínimo, hasta arqueta en el exterior o si no fuera posible, en el límite más próximo de ésta a la red general. Se admite una sola conexión a la red pública caso de que ésta no disponga de sistema separativo de aguas.
    – Grifos de lavabos, bidets y fregaderos y equipos de ducha, diseñados para economizar agua o con mecanismo economizador. Caudal máximo 12 l/minuto y mínimo 9 l/m a presión dinámica mínima de utilización > 1 bar. – Cisternas de váteres con doble descarga o descarga interrumpible.
    – Uso docente, sanitario o deportivo: grifos de lavabos y duchas con mecanismo temporizador o detector de presencia para funcionar.
    Energía (art. 4):
    – Partes macizas de cierres verticales exteriores, NRE-AT/87, con soluciones constructivas y de aislamiento térmico que aseguren coeficiente medio de transmitancia térmica Km = 0,70 W/m2K.
    – Aperturas de fachadas y cubiertas de espacios habitables con vidrios dobles u otras soluciones que aseguren Km de la apertura < o = a 3,30 W/m2K.
    – Aperturas de cubiertas y fachadas orientadas a sudoeste (± 90°) con elemento o tratamiento protector en el exterior o entre dos vidrios, de forma que el factor solar S de la parte acristalada = o < al 35 %.
    – Edificios con demanda de agua caliente sanitaria (ACS) = o > 50 litros/día a Tª=60°C (Anexo 1) con sistema de producción que utilice energía solar térmica con contribución mínima en %, función del Anexo 2 y 3. No se aplicará en los casos citados en este artículo y se justificará, utilización de otra fuente de energía de las citadas en el pto a) y imposibilidad de ejecución de cualquier pto b), c), d) y e). – Si resistencias eléctricas con efecto Joule para ACS, 70% producción solar mínima en cualquier zona. No se aplicará en zonas sin servicio de gas canalizado, o electricidad mediante energía solar fotovoltaica u otra energía renovable.
    – Si se prevé instalación de aparato lavavajillas, tomas de agua fría y caliente.
    Viviendas (art. 5): Paredes separadoras entre propiedades o usuarios diferentes, las que delimitan el interior con espacios comunitarios y elementos horizontales de separación entre propiedades o usuarios diferentes, con soluciones constructivas de aislamiento mínimo a sonido aéreo R de 48 dBA.
    Materiales y sistemas constructivos (art. 6): Puntuación global mínima de 10 ptos mediante utilización de alguna/s de las soluciones indicadas en este artículo y al menos una familia de productos con distintivo de garantía de calidad ambiental de la Generalitat, etiqueta ecológica UE, marca AENOR Medioambiente, u otra etiqueta ecológica tipo I, según UNE-EN ISO 14.024/2001 o tipos III, según UNE 150.025/2005 IN.
    Residuos (art. 7): Espacio accesible en viviendas de 150 dm, que permita separación de envases ligeros, materia orgánica, vidrio, papel y cartón y rechazo y adaptarse a la ordenanza municipal caso de fracciones diferentes. Resto, sistema que permita almacenar por separado los diferentes tipos de residuos.
    Disp. Adicional 2ª: No se aplicará a edificios en construcción ni con proyecto visado antes de su entrada en vigor.
    – Anexo 1. Criterios de determinación de la demanda de ACS según tipología de edificios – Anexo 2. Contribución mínima de energía solar en la producción de ACS según zonas climáticas – Anexo 3. Mapa de zonas climáticas – Anexo 4. Definiciones

    Orden Foral 383/2008, de 22-12-2008, del Consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, por la que se establecen los requisitos para considerar que una obra de rehabilitación incluye mejora de la eficiencia energética.

    BONA.Nº 9 de 21-01-2009 (NAVARRA)

    Resumen: Se considera que una obra de rehabilitación incluye mejora de la eficiencia energética, cuando tenga por objeto una de las siguientes actuaciones (art. 2):
    a) La mejora, mediante materiales aislantes u otros procedimientos, de la envolvente térmica de las viviendas o de los edificios de vivienda.
    b) La mejora del aislamiento térmico de la carpintería exterior mediante colocación de dobles ventanas, dobles acristalamientos, carpinterías con rotura de puente térmico, persianas con lamas orientables, persianas con aislamiento térmico y la mejora del aislamiento en cajas de persiana.
    c) La parte proporcional que corresponda a la mejora del rendimiento de calderas de producción de calefacción y agua caliente, en casos de sustitución de dichas calderas, y la colocación de aislamiento térmico para las correspondientes conducciones de agua.
    d) La instalación de sistemas para calentamiento de agua y/o calefacción mediante colectores de energía solar o mediante energía geotérmica u otras fuentes no contaminantes.
    e) Las obras de acabados exigidas por la realización de las señaladas en los apartados anteriores. Siempre que la obra de rehabilitación cumpla los requisitos generales de rehabilitación protegida y el presupuesto de ejecución material de la actuación de eficiencia energética incrementado en un 8,5% por beneficio industrial del contratista, más la parte proporcional de las tasas de licencia y de los honorarios, exceda de 2000 euros y sea superior al del 25% del presupuesto protegible de la actuación de rehabilitación.

    Edificio Acciona

    Las planchas de aislamiento térmico styrofoam de poliestireno extrudido (XPS) y la rehabilitación energética de edificios existentes

    Dow Building Solutions pone a disposición de los arquitectos y técnicos en general publicaciones y artículos en que se tratan los aspectos técnicos y constructivos relacionados con el aislamiento térmico, la eficiencia energética y los reglamentos y normas sobre el particular.

    Así, por ejemplo, se puede encontrar en el sitio web www.dowconstruccion.es un manual de reciente publicación en que se proporciona una guía completa para abordar la rehabilitación térmica de edificios existentes con las planchas styrofoam de aislamiento térmico. Aunque se puede bajar desde el sitio web, también es posible solicitar la publicación en papel a través de los contactos incluidos en el propio sitio web.

    En el manual se describe lo siguiente:
    Tipos de soporte y elementos constructivos en los que se puede intervenir térmicamente con las planchas styrofoam.
    Consideraciones generales a la hora de intervenir, diferenciando las instalaciones de aislamiento ejecutadas por el exterior del cerramiento soporte de las ejecutadas por su interior.
    Productos styrofoam recomendados para cada aplicación
    Descripción del proceso de instalación para las diversas soluciones constructivas expuestas, incluyendo detalles constructivos típicos y fotos de instalaciones.
    Prestaciones térmicas de todas las soluciones, con sus valores U de transmitancia térmica para toda la gama de espesores disponible de planchas styrofoam. Se proporcionan además los valores U límites para las diversas zonas climáticas, tal y como se precisan en el Documento Básico HE1, limitación de la demanda energética, del Código Técnico.
    Ejemplo de rehabilitación térmica sobre un edificio de viviendas en bloque. Se basa en un cálculo efectuado mediante el programa “oficial” LIDER de simulación energética.

    Ofrecemos a continuación el resumen de resultados:

    ZONAS CLIMÁTICAS
    A B C D E
    Demanda energética [kWh/m2 y año] Preexistente 21,209 84,580 96,989 137,041 182,992
    Rehabilitado 19,154 46,319 44,105 63,623 79,741
    Emisiones anuales de CO2 [kg] Preexistente 3573,3 14250,0 16340,7 23088,7 30830,5
    Rehabilitado 3227,1 7803,8 7430,8 10719,2 13434,8

    Solar Panels

    La rehabilitación energética en barrios y edificios. Un reto para el futuro

    La forma de afrontar la rehabilitación, tanto de los barrios como de los edificios, de la manera que mayoritariamente lo hemos hecho hasta ahora, no deja de ser una forma tradicional de entender los concepteo de rehabilitación.

    En los edificios se priorizan, naturalmente, los problemas derivados de daños estructurales o constructivos, o de accesibilidad, pero, incluso cuando las obras afectan partes de la piel o del entorno del edificio, ya sean fachadas o cubiertas, no se tienen en cuenta los aspectos de mejora energética de estos elemento y, por tanto, no se aprovechan las obras para mejorar el comportamiento energético del edificio.

    Cuando hablamos de barrios viene a ser lo mismo, es difícil afrontar en barrios construidos las mejoras en las redes para ahorrar agua, mejoras en infraestructuras o servicios para adoptar sistemas más eficientes energéticamente hablando. Tampoco no es fácil modificar comportamientos, como disminuir el uso del coche privado, fomentar el reciclaje, o utilizar las instalaciones y los edificios con sentido común.

    De todas formas, cada día que pasa se pone de manifiesto de forma imparable, la necesidad de afrontar las obras de rehabilitación des de una perspectiva de mejora del comportamiento energético del edificio y del barrio. No solo por la consciencia que todos juntos tenemos que ir tomando sobre la escasez de los recursos primarios que conforman las energías tradicionales, sino que también porque la sociedad pide que se le den instrumentos, medios y conocimientos de cara a disminuir unos costes energéticos en los consumos familiares, que cada día serán más elevados.

    La legislación vigente en Cataluña – Codigo Técnico de la Edificación y Decreto de Ecoeficiencia – son de obligado cumplimiento en los edificios de nueva planta, y para los casos de gran rehabilitación, pero no son de aplicación, porque en muchos casos no es posible, en las rehabilitaciones de menor envergadura.

    Por lo tanto, aquí tenemos ya un primer deber para resolver, que es el de proporcionar a los diferentes agentes del sector, técnicos, promotores y constructores, las soluciones constructivas necesarias para poder resolver los problemas de rehabilitación des de la perspectiva de la mejora de la eficiencia y el ahorro energético.

    Los decretos de ayudas para la rehabilitación vigentes en Cataluña, para los que se regulan los requerimientos que deben conseguir las obras de rehabilitación para poder solicitar las ayudas de aislamiento térmico y/o acústico del entorno del edificio y la instalación de energías renovables.

    El aumento de la demanda de estas ayudas se ha notado sobretodo des de un año atrás. Esto pone en relieve que los diferentes promotores de obras de rehabilitación empiezan a incorporar en sus edificios las mejoras destinadas a la eficiencia energética.

    Des de esta perspectiva, el stand de Construmat que el Departamento de Medi ambient i Habitatge presenta en la edición de este año, quiere ser el inicio de plataforma de debate y exposición, donde se afronten todos estos temas con perspectivas de futuro y una amplia mirada, con la voluntad de generar intercambio de conocimientos sobre las diferentes experiencias que se han llevado a cabo, ya sean europeas, españolas o catalanas.

    Este stand, una vez más, lo hemos hecho con la voluntad de enseñar, recoger y debatir todas aquellas cuestiones con los diferentes colectivos interesados en afrontar la rehabilitación des de una perspectiva de mejora, que seguro, que la ciudadanía agradecerá en el futuro.

    Núria Pedrals, directora general de Calidad de la Edificación y Rehabilitación de la Vivienda de la Generalitat de Catalunya

    foto

    La construcción, un producto poco eficiente

    La construcción de edificios ha sido, durante muchos años, uno de los principales motores económicos de Catalunya. El sector de la construcción llegó a representar, en algunos momentos del periodo 2000-2006, más del 16% del PIB español, con previsiones de que pudiera llegar hasta el 20%. Esto, no obstante, no ha sido así. La construcción, finalmente, empezó una bajada que no por prevista, está siendo menos traumática. El contexto de crisis financiera mundial, pero especialmente la económica que se está sufriendo en el estado español y en Catalunya deberán hacer replantear el papel que debe representar la construcción en el sí de una sociedad, la catalana, con una alta capacidad de innovación y de emprenededuría. En este sentido, la necesidad de una construcción, y sobre todo de un mercado de rehabilitación, que tenga como eje vertebrador la sostenibilidad, concretamente la eficiencia energética, puede ser una salida para muchas de las empresas que están sufriendo actualmente una fuerte bajada de su actividad. 

Siguiendo con el concepto de eficiencia, el monográfico dedicado a la construcción editado por la Asociación y el Colegio de Ingenieros Industriales de Catalunya durante el 2007, se titulaba acertadamente “La construcción, un producto poco eficiente”. De hecho, en su primera página, en el escrito que presentaba el trabajo, se destacaba la necesidad de aumentar la eficiencia a la hora de construir. Concretamente se decía que “la eficiencia ligada a una correcta utilización del suelo… y también a un aprovechamiento eficaz del consumo de energía es una exigencia fundamental en una economía sostenible”.

    Desde este punto de vista, algunas de las legislaciones que se han ido aprobando últimamente tanto en Catalunya (Decreto de Ecoeficiencia) como en el estado español (CTE y Real Decreto de Certificación de Eficiencia Energética) van en esta línea. Estas dos legislaciones prevén en el sí de su articulado, que el ámbito de aplicación de la nueva normativa tenga en cuenta también las grandes rehabilitaciones. En concreto, el Decreto de Ecoeficiencia, que actúa en los vectores de la energía, el agua, los residuos y los materiales, estipula que los edificios que están afectados por el mismo son aquellos resultantes de obras de gran rehabilitación, entendiendo como tales las que sólo excluyan el derribo de las fachadas o constituyan una actuación global en todo el edificio. Por otra parte, el CTE, en el Documento Básico HE de Ahorro de Energía, limita el ámbito de actuación dependiendo de la Exigencia Básica que se le aplique. En este sentido, y para la Limitación de la demanda de energía, DB HE-1, el ámbito se centra en modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes con una superficie útil superior a los 1000m2 donde se renueve más del 25% del total de sus cierres.

    En el caso del RITE, en su artículo 2, dice que la nueva normativa aplica a las instalaciones térmicas de los edificios de nueva construcción y a los edificios existentes con reformas de las instalaciones térmicas del mismo (nuevos sistemas de climatización, sustituciones, cambios de tipos de energía, cambio de los usos del edificio, etc.)

A estas dos normativas habría que añadirse también la que hace referencia a la Certificación de Eficiencia Energética de Edificios, regulada a través del RD 47/2007 y que tiene el mismo ámbito de actuación que el CTE DB HE-1. Este Real Decreto fija las condiciones para dar una clasificación energética a los edificios, mediante una etiqueta parecida a la que se adjunta en los electrodomésticos. 

Con este marco legislativo, parece claro que existe una demanda, tanto desde el ámbito social como de la administración pública, de mejora del ahorro y la eficiencia energética en edificios nuevos y grandes rehabilitaciones. Una vez regulada la calificación y certificación energética de edificios nuevos, se ha puesto en marcha el proceso para la calificación de eficiencia energética de edificios existentes. El mes de enero de 2009 se cerró el plazo del concurso para la presentación de propuestas de metodologías de cálculo para calificar energéticamente edificios existentes. Este es un paso más de cara a conseguir que a través de reformas y rehabilitaciones energéticas en edificios existentes, se pueda conocer el comportamiento energético de los edificios. 

En un contexto de crisis como el actual, en el que parece que exista un alivio de la problemática energética en la que estamos inmersos, se puede producir una reacción inversa a la que desde este artículo intentamos promover. Este desahogo está causado por una drástica bajada de la demanda energética (causada por la bajada de la producción en muchos sectores) y por lo tanto de los precios. Este hecho repercute de manera negativa en las necesidades actuales de disminución y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, en gran parte ocasionados por la generación y consumo de energía.

    La importancia de la rehabilitación, teniendo en cuenta conceptos de sostenibilidad energética, es grande. A pesar de que el consumo de energía que se necesita para construir un edificio y fabricar todos los materiales y productos que lo conforman puede llegar a ser equivalente a la energía que el edificio consume durante toda su vida útil, se debe considerar que es un adelanto no despreciable el hecho de actuar en el uso de le energía en el edificio. Se debe tener en cuenta que la demanda de energía doméstica ha experimentado un crecimiento anual alrededor del 4,5% desde el año 2000, debido en parte al aumento de población (principalmente inmigración) y también al incremento de calidad de vida y demanda de confort (sobre todo climatización). De esta manera, se considera que aproximadamente la quinta parte de las emisiones de CO2 hacia la atmósfera provienen del uso y consumo de energía del sector de los edificios españoles. 

La rehabilitación desde un punto de vista energético, debe tener en cuenta dos tipos de actuaciones diferenciadas, las dos igualmente importantes: las acciones a emprender en la parte pasiva del edificio (ventanas, aislamientos, protecciones solares, etc…) y en las instalaciones térmicas del mismo. 

Algunos estudios (reflejados en el proyecto Rehenergía) fijan en que la rehabilitación energética podría conseguir entre un 12 y un 40% de ahorro energético gracias a actuaciones de reducción de la demanda a través de la mejora en fachadas, cubiertas y vacíos (ventanas). A través de la mejora en instalaciones térmicas se podría conseguir entre un 20 y un 40% de ahorro energético respeto al total del edificio (aplicación de energía solar térmica e incorporación de gas). Por otra parte, la mejora eficiente de la iluminación podría proporcionar una eficiencia adicional de entre un 3 y un 8%. 

Según Margarita Luxan, Catedrática de Construcción de la UPM y reconocida experta en construcción sostenible, “rehabilitar un edificio de viviendas desde un punto de vista sostenible (manteniendo muros y forjados pero sustituyendo carpinterías, aislamientos e instalaciones) puede suponer un ahorro energético del 60% respeto a derruirlo y volverlo a construir, aparte de de evitar numerosos impactos ambientales”.

La rehabilitación energética es ya a día de hoy una realidad, y con toda seguridad, será un sector que podrá dar continuidad a aquellas empresas relacionadas con el mundo de la construcción que sepan adaptar sus capacidades a las nuevas necesidades del mercado. Un precio de la energía al alza (todo y el descenso vivido en los últimos meses y que probablemente continuará fruto de la crisis económica mundial) ayudará a que la rehabilitación tenga en cuenta criterios energéticos que ayuden a mejorar la eficiencia y el ahorro y que sea un concepto que cada vez más forme parte del sector de la construcción. La sensibilización y la información que se pueda facilitar a los industriales involucrados en el proceso y a los usuarios finales (a través, por ejemplo, de la certificación de eficiencia energética de edificios existentes) deberá ser tal que no sólo hagan un buen uso del edificio en cuestión, sino que actúen también como divulgadores de las necesidades y bondades de la rehabilitación energética. 

En España tenemos más de 500 viviendas por cada .000 ciudadanos (la media europea está algo por encima de los 400), además existen ya alrededor de 4.000.000 de viviendas vacías. Rehabilitar el parque existente de viviendas querría decir actuar sobre un total de unos 22.000.000 de viviendas, causantes de una parte cada vez mayor de consumo de energía y de emisiones de CO2. Este es el reto más importante en el que se encuentra actualmente el sector de la construcción desde el punto de vista de la sostenibilidad.
    Todo esto será posible si los actores involucrados en el proceso de la rehabilitación, promotor, administración y equipos de diseño y ejecución, tienen presente la necesidad de este nuevo concepto en el mundo de la construcción, y como los ahorros energéticos generados en un contexto de recuperación económica pero inmersos en la crisis energética, podrán ayudar a la viabilidad no sólo técnica y social de estas iniciativas, sino también a la económica.

    Roger Marcos
    Ingeniero industrial, experto en rehabilitación energética

    + información


    DeConstrumática

    Revista DeConstrumática