Como el calor del alcantarillado puede utilizarse para calefacción: el caso de Levallois-Perret

En general, el agua que día a día llega a la red de alcantarillado lo hace a una temperatura entre 15° y 20° C.  Se especula que, si bien el consumo histórico de agua al interior de los hogares ha disminuído, la temperatura de las aguas evacuadas hacia las redes del alcantarillado estaría en aumento.

La tradicional imagen de la tapa de alcantarilla humeante habla de por sí de una temperatura del agua superior a la del ambiente en invierno, tanto que cuando Sophie Deschiens, concejala de Medio ambiente de Levallois-Perret, supo de que toda esta energía se desperdiciaba se propuso hacer algo con ella en beneficio de su localidad.

Levallois-Perret es un municipio de Paris pionero en el aprovechamiento del calor del alcantarillado en Francia. Luego de una extensa gestión entre el gobierno comunal y la empresa encargada de administrar el sistema santitario de la ciudad, lograron dar con un uso factible para experimentar con esta tecnología. El nuevo centro acuático del municipio contemplaba piscinas operativas durante todo el año, por lo que se requería un sistema de calefacción para mantener la temperatura de las piscinas en 28° todo el tiempo. Dada la cercanía del centro con un punto factible de conectarse a una red importante de alcantarillado que asegurara que el sistema funcionara fue elegido como el proyecto para implementar por primera vez este sistema.

Artículo completo en blog Plataforma Urbana

Deja un comentario

Top