‘Cortafuegos’ para evitar un mayor deterioro de los activos inmobiliarios de la banca

Tal como refleja la Fundación Laboral de la Construción en su boletín a partir de una noticia previa del diario El Mundo “Para APCE, el futuro de la construcción pasa por dar más créditos y avisa de que una mayor recapitalización ahogaría la financiación”

El presidente de la patronal de los promotores constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, deja claro que el futuro del sector de la construcción pasa por una banca que conceda créditos. Por ello, urge a establecer ‘cortafuegos’ para evitar un mayor deterioro del valor de los activos inmobiliarios en manos de las entidades financieras, ya que esto llevaría a un ‘problema tremendo’ y a mayores necesidades de recapitalización que ahogarían aún más la concesión de financiación. Durante la inauguración del XXX Coloquio Nacional de la organización, el pasado lunes, Galindo no dio rodeos a la hora de calificar la situación que viven los promotores de ‘difícil’ y ‘adversa’, y de vincularla directamente a la falta de liquidez y a la necesidad de reestructuración y recapitalización de la banca.

Para dimensionar este problema, Galindo aseguró que la banca tiene en sus manos actualmente hasta 210.000 millones de euros en crédito promotor, hasta 156.000 millones de euros en activos inmobiliarios dudosos, subestándar y fallidos, y unos 70.000 millones en activos adjudicados -50.000 en suelos, 15.000 millones en viviendas terminadas y 6.000 millones en promociones en curso-. En este punto, Galindo advirtió del peligro que supondría una caída en el valor de estos activos.

Dicho esto, Galindo aseguró que se deberían establecer mecanismos para ‘hibernar’ los activos de maduración más larga, aunque indica que la solución de crear un ‘banco malo’ debería haberse tomado antes. Al mismo tiempo, insistió en reducir las exigencias de provisión de las entidades financieras cuando los activos supongan escaso riesgo. En este sentido, aseguró que las pocas viviendas que se están construyendo actualmente se venden ‘prácticamente todas sobre plano’, ya que las entidades financieras no financian aquello que no está ‘prácticamente vendido’, en lugares donde hay una suficiente presión de la demanda. Dicho esto, el presidente de APCE indica que parte de la solución debe venir también de la recuperación de la actividad por parte de los promotores, en paralelo a la reestructuración del sistema financiero, si bien dibujó un escenario poco optimista. Así, apuntó que la venta de viviendas previsiblemente no alcanzará las 175.000 transacciones estimadas inicialmente para 2011, a la vista de los resultados cosechados hasta la fecha, y aseguró que cualquier cifra inferior a ese objetivo será un ‘muy mal dato’.

Deja un comentario

Top