El depósito nuclear, aplazado ‘sine die’ por el Gobierno

España pagará a Francia por destinar allí los residuos de las centrales nucleares.

Ya no hay prisa en el Ejecutivo para elegir la ubicación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) que debe acoger los residuos de las centrales nucleares españolas. La oposición en las autonomías y el apretado calendario electoral han pospuesto la decisión, probablemente hasta la próxima legislatura.

El 1 de enero, el Estado español va a empezar a pagar a Francia 60.000 euros al día por destinar allí sus residuos nucleares. De ahí que el comúnmente denominado cementerio nuclear corriera prisa, pero desde Industria ya se señala que si no se aprueba su construcción antes de los comicios de la próxima primavera, no habrá ATC hasta la próxima legislatura.

Eso a pesar de que su construcción para 2010 ya estaba prevista en el quinto plan de residuos de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), de 1999. La cuestión se fue aplazando hasta diez años después, en 2009, cuando el Consejo de Ministros abre el proceso de selección de los municipios candidatos a albergar la instalación.

Artículo completo en: Mercados de las Energías y el Medio Ambiente

Deja un comentario

Top