El descenso imparable de la edificación no residencial en España

Según datos del Ministerio de Fomento, frente a los casi 21,5 millones de m2 visados en 2007, el año pasado se visaron menos de cuatro millones, de los que el 32% se destinó a usos comerciales, el 12,1% a actividades industriales, el 8% a oficinas y el 14,2% a turismo y ocio.

La recesión sigue sumando efectos negativos sobre todas las actividades económicas y se refleja en las inversiones de todo tipo. Las dificultades de las empresas ante la caída del consumo privado y el endurecimiento del crédito contribuyen singularmente a que en los últimos años las inversiones de mayor calado y con mayor proyección de permanencia se hayan retraído. Entre ellas, destaca el retroceso de la inversión privada en inmuebles no residenciales -en la que se integran los edificios de nueva construcción dedicados a usos comerciales, industriales, oficinas, hoteles y equipamientos de ocio, más un resto dedicado a otros usos-, que lleva desplomándose año tras año desde 2007. En términos de superficie visada, el último dato anual correspondiente a 2012 sólo representó el 18,4% de lo visado en 2007. Los metros cuadrados visados ese año cayeron un 31,3% sobre lo alcanzado el año anterior.

Según datos del Ministerio de Fomento, frente a los casi 21,5 millones de m2 visados en 2007, el año pasado se visaron menos de cuatro millones, de los que el 32% se destinó a usos comerciales, el 12,1% a actividades industriales, el 8% a oficinas y el 14,2% a turismo y ocio. Los visados para todos los usos sufrieron reducciones singulares; el comercial, un -21,3%, el industrial, un -28,8%, el destinado a oficinas aún más, hasta el -48,3%, y el dedicado a servicios turísticos y de ocio, un -42,3%.

La crisis está afectando prácticamente por igual a toda la demanda de edificación no residencial. Según Euroconstruct, el año 2012 fue particularmente negativo y todo apunta a que esa tendencia se prolongue durante 2013, hasta un -17% de nueva caída en términos interanuales. Los pronósticos son algo menos desfavorables para 2014; y los dos años siguientes el subsector puede mejorar (-7,9% en 2014 y -5,2% en 2015), pero aún lejos de iniciar la recuperación. Los 4.516 edificios visados ese año solo representaron el 44,3% de los que se visaron en 2007, los dedicados a usos comercial, el 55,3%; los edificios industriales un exiguo 14%; las oficinas un 22%, y los dedicados a turismo, un 71%.

Las comunidades con más centros comerciales

En relación a la edificación comercial, en 2012 se perdió el impulso positivo detectado el año anterior, cayendo un 8,3% el número de nuevos edificios acometidos. Por comunidades autónomas, Madrid fue la región con mayor superficie visada ,alcanzando casi los 250.000 metros cuadrados, seguida de Andalucía, con 208.185 metros cuadrados, y ya más lejos, Cataluña, Galicia y Comunidad valenciana, por este orden. Por número de centros comerciales, un año más fue en Andalucía donde más se contabilizaron, seguida de Madrid. Sin embargo, al tratarse ésta de una comunidad de menor extensión y número de habitantes, lidera realmente este ranking.

En la totalidad del territorio español había, a finales de 2012, 535 centros comerciales, dos menos que el año anterior. De ellos y según la terminología de la Asociación Española de Centros Comerciales, 20 centros eran muy grandes (con una superficie superior a los 80.000 metros cuadrados); 75 centros, grandes (desde 40.000 a 80.000 metros cuadrados); 116 eran medianos (de 20.000 a 30.000 metros cuadrados); y 136 eran pequeños (desde 5.000 a 20.0000 metros cuadrados); más 99 hipermercados. Por otra parte en lo que se denomina formatos especializados, habría que añadir 57 parques comerciales, 12 centros de fabricantes (factory y/o outlet) y 20 centros de ocio. En cuanto a la densidad de centros comerciales en relación al número de habitantes por comunidad autónoma, la primera posición la ocupa Murcia, seguida de Aragón y Madrid.

Respecto a la edificación industrial, Cataluña encabeza la lista de comunidades con mayor superficie visada en 2012, seguida de Andalucía, aunque en esta comunidad los metros cuadrados visados descendieron casi un 61% respecto a los visados el año anterior. Más lejos se situaron País Vasco, Madrid y Comunidad Valenciana, en orden descendente.

Oficinas y turismo

El área visada en 2012 para oficinas, según el Colegio de Arquitectos Técnicos, se redujo intensamente, hasta los 316.855 metros cuadrados, frente a los casi 610.000 visados el año anterior, con una caída del 48,3%. La disminución fue bastante uniforme en todas las comunidades autónomas. La mayor caída se produjo en Andalucía (-77,5%), sin embargo, en el País Vasco –la comunidad donde mayor superficie se visó en 2012, con más de 103.000 metros cuadrados-, se registró un notable aumento interanual, mientras que con menor entidad, también creció en Canarias, donde se visaron en el año casi 30.000 metros cuadrados, aunque la reducción sufrida en 2011 había sido considerable, por lo que este aumento puede achacarse a un ajuste en la tramitación.

En cuanto a la edificación turística la superficie visada en 2012 se redujo en un apreciable 42,7%, hasta los 558.500 m2, en relación con el año anterior. Registraron aumentos Baleares, Canarias, Castilla y León, Murcia y La Rioja. Por el lado contrario, las mayores contracciones se identificaron en el País Vasco (-90,5%), Navarra (-88%) y Cantabria (87,5%).

La dependencia directa de estas inversiones en edificación no residencial del ciclo económico augura que sólo volverán a la senda del crecimiento ordenado y constante cuando la economía nacional recupere cotas razonables de crecimiento, se reduzca la enorme tasa de desempleo que España soporta y mejoren sustancialmente los índices de confianza empresarial.

Fuente Fundación Laboral de la Construcción

Deja un comentario

Top