Exposición Regalos urbanos. En los límites de Google.

Texto de presentación de la exposición En los límites de Google organizada por la Galeria de magadalena.

Una vez más aprovechamos un viaje de @laperiferia a Madrid para que haga una exposición en nuestra Galería. En esta ocasión nos trae una serie de fotos hechas desde Street View con el objeto de demostrar que hay realidades ‘incómodas’ que son tapadas incluso por el todopoderoso Google que nos maneja a sus anchas .Una reflexión sobre cómo nos dirigen y seleccionan la información al alcance del ‘ciudadano tipo’ y cada vez ‘más tipo’ y cuál es la consecuencia de estas acciones en un  mundo que, cada vez más, sólo se conoce a traves de lo digital. Y desde el mundo físico, desde lo analógico, podríamos hablar de dónde está el límite del crecimiento sin sentido de las ciudades, y también del límite entre las personas, de los convenios sociales, de las barreras invisibles que se establecen entre las distintas ‘clases sociales’ y de cómo no vemos lo que no queremos… Y es que, al fin y al cabo, Google, al igual que Dios, también lo inventó el humano.

Según nos cuenta nuestro artista: ‘Hay una máxima que dice: ‘Lo que no está en Google no existe’, atendiendo a como se han convertido en la fuente de todo conocimiento, o lo que es lo mismo ‘Google, luego existo’. Así, Google se ha convertido en una masa inabarcable que crece y es capaz de mostrar todo. Por ejemplo, una de sus herramientas más populares es Street View que ha permitido a muchos ver nuestra calle o recorrer lugares alejados a través de nuestras pantallas de ordenador. ¿Pero llega realmente a todos los sitios? Si a través de GoogleMaps decidimos observar la ciudad de Madrid y decidimos buscar las zonas ‘aquejadas de chabolismo’ no resulta difícil desde la vista de satélite. Ahora bien, si decidimos dar el paso a vista de calle, la cosa cambia, la cámara nunca entra en estas zonas, sino que bien las rodea bien se detiene justo antes de entrar. Entonces, si ‘lo que no está en Google no existe’, nos encontramos ante otra manera de darle invisibilidad a la situación. Estas zonas quedan entonces en los mismos bordes de Google… y a su vez, en el mundo analógico, nos encontramos otra vez en un borde, tanto social como urbano.’


Deja un comentario

Top