La ciudad del viento

El despacho portugués “OnOffice” ha lanzado una propuesta para potenciar el uso de energía eólica provinente de turbinas situadas mar adentro. Pretenden aprovechar la experiencia adquirida por los países nórdicos en la construcción de plataformas petrolíferas para crear turbinas mucho más grandes, visitables -e incluso habitables- de forma que éstas se amorticen no tan sólo por la energía que producen sino también por el carácter turístico que se les confiere.

“OnOffice” planea erigir 49 de estas turbinas delante de la costa de Stavanger en Noruega, las cuales generarían 392 MW de energía, suficientes para abastecer 120.000 hogares con energía renovable. Su plan, además consiste en incluir en las mismas un hotel con spa y un museo, todo englobado dentro de Turbine City o Turbinby, que sería el nombre que recibiría con la intención de convertirse en un hito para el turismo internacional.

Artículo completo en ARQUIDIARIO

Deja un comentario

Top