Las tecnologías de la 3ª Revolución Industrial, en la construcción

Interesante artículo publicado previamente en Beyond Building Barcelona

La impresión 3D, la fabricación robótica, los nanomateriales y las plataformas digitales son algunos de los nuevos conceptos subrayados en la hoja de ruta de la construcción.

La convergencia de las tecnologías de fabricación digital, el desarrollo de materiales avanzados, el software y las plataformas de información y comunicación determinará el futuro de un sector que tiene claro que no volverá a vivir el pasado. Por este motivo, el Beyond Building Barcelona dedicará una parte destacada de sus contenidos y de su espacio a todas las líneas innovadoras, de investigación y desarrollo, sin las que la construcción no podrá entenderse en los próximos años. Proyectos, productos, procesos relacionados con las nuevas tecnologías podrán verse durante el certamen, que espera contar, además con la presencia de expertos como el ingeniero italiano Enrico Dini, uno de los pioneros en la aplicación de la impresión 3D.

Dini afirma que su sueño es ir a África, a países en guerra, para poner las armas fuera del alcance de los niños soldados y reemplazarlas por unos cestos con los que puedan recoger arena y llevarla a una impresora 3D. Esta impresora construye luego casas pequeñas, canales de riego o piezas para ganar sombra…cosas que mejoran la vida de la gente de allí.

La experiencia de Enrico Dini se ha visto incluso recogida en un singular documental, El hombre que imprime casas, donde se muestra la profunda transformación que las técnicas de fabricación digital están desencadenando en este sector.

Expertos de todo el mundo coinciden en señalar que la tercera revolución industrial ha irrumpido ya en las sociedades de todo el mundo de la mano de la fabricación digital, que amenaza con hacer saltar por los aires todo aquello que hemos aprendido y asumido sobre la fabricación en masa. Los mundos digital y físico, hasta ahora separados por una estricta jerarquía: primero el diseño, después la fabricación en los centros especializados (las fábricas) se acercan hasta límites insospechados para definir nuevos modelos en todos los sectores económicos, y, por supuesto también en la construcción.

La suma de las tecnologías de fabricación digital y el software que las hace posibles; los servicios y la gestión de los flujos de información en las redes; y la nanotecnología y el desarrollo de nuevos materiales está irrumpiendo ya en el mundo de la construcción, de forma que se constituirán en piezas clave de su futuro a corto y medio plazo.

La tecnología de impresión en 3D extiende sus aplicaciones a pasos agigantados en todas direcciones. En los últimos meses las noticias de sus resultados constructivos interesan a la opinión pública: una compañía china ha construido este mismo año 10 casas en un solo día a partir de la impresión digital; el estudio de arquitectura holandés DUS trabaja en la construcción de una vivienda impresa en 3D y con materiales reciclados gracias a la KamerMaker una colosal impresora de 6 metros de altura; Foster + Partners, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), estudia cómo utilizar la impresión en 3D para levantar construcciones en la Luna; el proyecto Wikihouse pretende hacer lo más accesible y simplificado posible la construcción de hogares sostenibles.

Estos son sólo algunos ejemplos de los movimientos que se están produciendo para definir un nuevo modelo, también para la construcción, en el que se transita de los centros de producción en masa a la personalización masiva de productos y servicios. Tecnologías cada vez más accesibles desde todos los puntos de vista, la actividad de centros de investigación y experimentación como el IAAC, la red mundial de Fab Labs o los múltiples grupos de dedicados en todo el mundo a otras disciplinas como el desarrollo de nuevos materiales y la tecnología están transformando el mundo de la construcción.

Por otra parte, el dinamismo innovador del sector privado encuentra el imprescindible apoyo de organizaciones como el Instituto de la Tecnología de Construcción de Catalunya (ITeC), que está elaborando, por ejemplo, diversos Documentos de Evaluación Europeos (DEE) que certificarán las prestaciones de diferentes productos y materiales innovadores que optan a competir en el mercado europeo.

Desde el sector público también se están impulsando iniciativas tan interesantes como la Estrategia Catalana de Ecodiseño (Ecodiscat), que el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat puso en marcha en 2012 para promover la generalización del diseño ecológico en el proceso productivo, impulsarlo de forma transversal en universidades, centros de investigación e incentivar el consumo de productos y servicios sostenibles. El objetivo final es contribuir a extender una economía circular, que cierra sus ciclos productivos, y ecoinnovadora, en la línea de las metas fijadas a nivel europeo.

A esta ecoinnovación contribuirán sin duda los nanomateriales, a los cuales se confieren nuevas propiedades y funcionalidades que van desde la autolimpieza, a la capacidad de descontaminar el aire, reforzar materiales clásicos como el acero y el hormigón; aumentar las capacidades ignífugas; contribuir a la prevención de fallos estructurales o mejorar la eficiencia de paneles solares, sólo por citar algunos ejemplos. Así, estos compuestos pueden tener su aplicación final en fachadas, pavimentos, mobiliario urbano; hospitales, etcétera.

2 thoughts on “Las tecnologías de la 3ª Revolución Industrial, en la construcción

Deja un comentario

Top