Llamamiento rotundo de apoyo al sector de la Construcción, manifiesto #Construmat

Más de un centenar de asociaciones de la construcción, que agrupan a 500.000 personas, han firmado el siguiente manifiesto:

manifiesto CONSTRUMAT en defensa del sector de la edificación y la obra civil en España

El sector de la edificación y la obra civil en España, representado por promotores, constructores, profesionales e industria auxiliar, ante la gravedad del momento en la que se encuentra, las muy negativas perspectivas de futuro y las graves repercusiones que su caída está teniendo sobre el conjunto de la economía nacional, expresa a las Administraciones Públicas y a la sociedad, mediante este manifiesto, la necesidad de normalizar la situación actual como medida eficaz para contribuir al crecimiento económico y a la creación de empleo.

La inversión en construcción sobre el PIB español ha pasado del 17,9% en 2006 (máximo histórico) al 12,7% en 2010, un valor similar al registrado a inicios de los años 70. En términos de empleo, entre 2007 y 2010 se han destruido cerca de 1.100.000 puestos de trabajo vinculados al sector, lo que representa el 58% del total de puestos de trabajo destruidos en España durante este período. A esta cifra deben sumarse los más de 260.000 empleos perdidos en la industria auxiliar.

El mercado inmobiliario residencial representa actualmente el 4% del PIB (en términos corrientes), tras alcanzar registros del 9,5% en el período de auge, niveles que nos sitúan por debajo de la media de los principales países de la UE (Italia con el 4,5%, Francia con el 5,5% y Alemania con el 6%). Por cada vivienda se generan 2,4 puestos de trabajo (1,7 directos) y el retorno fiscal que supone la actividad residencial se cifra en un 62,9% del precio de la vivienda libre y un 58% en el caso de la vivienda protegida.

El tejido empresarial también ha sufrido los avatares de la crisis. Al mismo tiempo que se ha registrado un descenso significativo en la creación de nuevas empresas, casi 800 compañías del sector de la edificación y promoción inmobiliaria se encuentran en situación concursal.

La edificación pública y la obra civil española, que en los últimos 20 años ha jugado un papel muy destacado tanto en el crecimiento del sector como de la economía española, está sufriendo un período de contracción debido a las políticas de ajuste económico emprendidas por todas las administraciones públicas. En 2010, la producción de este tipo de obras en España disminuyó un 13,5% respecto a 2009 y, para este ejercicio, se prevé una caída en torno al 20% (en términos reales). El retorno fiscal de la obra civil es del 59%, generándose 12 empleos directos y 6 indirectos por cada millón de euros invertido. Entre 2008 y 2010, se han destruido 144.000 empleos vinculados a la edificación pública y la obra civil española.Los abajo firmantes, entendemos que -si no se actúa de forma urgente y eficaz- a través de un Plan de Apoyo Sectorial adecuado a las necesidades de cada una de las diferentes actividades, la destrucción de puestos de trabajo en los próximos meses difícilmente podrá ser soportada social y económicamente por nuestro país, y la destrucción de tejido empresarial será ya irrecuperable e irreversible.

Hay que actuar, pues.

 

 

En consecuencia, entendemos que es nuestro deber firmar y divulgar el siguiente manifiesto:

manifiesto CONSTRUMAT en defensa del sector de la edificación y la obra civil en España

1.            NORMALIZACIÓN DEL CRÉDITO: Instamos a las Administraciones Públicas y las entidades financieras, a tomar las medidas necesarias que posibiliten la normalización del crédito a todas las iniciativas que propicien la actividad del sector de la edificación y su reactivación, en especial a la obra nueva.

2.            APOYO A LA CONSTRUCCIÓN DE OBRA NUEVA: Debe propiciarse, con carácter de urgencia, la implementación de medidas de apoyo a la construcción de obra nueva en aquellas ubicaciones, cada vez más numerosas, donde hay demanda acreditada y no existen stocks.

3.            MAYOR APOYO A LA REHABILITACIÓN: Demandamos un mayor apoyo a la Rehabilitación y al programa RHE+, de forma que la Rehabilitación sea concebida en su dimensión industrial, avanzando hacia la transformación urbana y la consolidación del elemento “ciudad” como aglutinador de barrios y edificios.

4.            MANTENIMIENTO DE UN NIVEL ADECUADO DE LA INVERSIÓN EN EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL: Solicitamos un equilibrio entre la necesidad de reducción del gasto público y el mantenimiento de un nivel adecuado de la inversión en edificación y obra civil. Para ello, es preciso no aplicar nuevos recortes en la inversión presupuestaria y potenciar la inversión extra presupuestaria tanto a nivel del Estado como en el resto de Administraciones Públicas.

5.            POLÍTICA DE VIVIENDA CON UN ENFOQUE TRANSVERSAL: Es imprescindible llevar a cabo una política de vivienda con un enfoque transversal, que garantice la necesaria coordinación y complementariedad entre todas las Administraciones Públicas. Es asimismo necesario poder contar con un parque de vivienda social en alquiler, para lo que es preciso eliminar las barreras normativas y financieras que impidan la configuración y gestión industrial y profesional del mercado del alquiler, en el que los fondos de inversión inmobiliarios y las sociedades de arrendamiento se revelan como fundamentales.

6.            MEJORAS LEGISLATIVAS: Instamos a mejorar y actualizar las leyes y normas que afectan al sector de la construcción para adaptarlo a la actual estructura empresarial. En este sentido, solicitamos que las Administraciones Públicas cumplan estrictamente los plazos de pago que la nueva normativa establece, y velen por el cumplimiento legal entre empresas.

7.            SIMPLIFICACIÓN DEL ENTRAMADO LEGISLATIVO: Es necesaria la revisión y simplificación del entramado legislativo que atenaza el sector. Es preciso articular un sistema fiable, neutral, transparente y eficaz que establezca claramente los procedimientos a seguir en las diferentes fases necesarias para la materialización de cualquier proyecto. Todo ello con el objetivo de mejorar la regulación, disminuir los costes de producción y facilitar su financiación.

8.            INTERNACIONALIZACIÓN DEL SECTOR Y CAPTACIÓN DE COMPRADORES EXTRANJEROS: Precisamos de un mayor apoyo para: la exportación (productos, materiales y proyectos) y la internacionalización del sector. También es necesario aumentar las acciones para captar compradores extranjeros que ayuden a reducir el stock residencial existente en ciertas zonas del país, fomentando así la segunda residencia en España y potenciando la “marca España” en un contexto de calidad y transparencia.

9.            INICIATIVAS PARA EL DESARROLLO DE LAS POLÍTICAS DE I+D+i Y DE CAPACITACIÓN PROFESIONAL: Solicitamos el fomento de iniciativas para el desarrollo de las políticas de I+D+i y de capacitación profesional necesarias en el sector, que deben ser compatibles con la sostenibilidad medioambiental y la viabilidad económica de las empresas.

10. CONCLUIR EL PROCESO DE MODERNIZACIÓN: Nos comprometemos a concluir el proceso de modernización ya emprendido, priorizando la creación de puestos de trabajo y de nuevas empresas, la formación de las personas, la eficiencia y sostenibilidad medioambiental y económica del sector de la edificación y la obra civil en España.

Debemos propugnar la reactivación, modernización e industrialización del sector en general, siendo éste el único camino para que pueda cumplir su papel, clave e indispensable en la reactivación económica española.

España no saldrá de la crisis gracias solamente al sector de la edificación y de la obra civil, pero no saldrá de la crisis sin él.

Texto completo del manifiesto y anexo : La construcción española: situación actual y perspectivas de futuro: Manifiesto Construmat

 

 

Deja un comentario

Top