Los tres pilares de la energía según Rehau: Reducción de las pérdidas, producción y uso eficiente

El cambio climático, las nuevas medidas tomadas en materia legislativa o los problemas de suministro energético son los principales factores que están llevando al sector de la construcción a la búsqueda de técnicas innovadoras de construcción y hacia una nueva concepción de la planificación más respetuosa con el medio ambiente, el bienestar y el ahorro energético.

El concepto de eficiencia energética engloba tanto la reducción de la pérdida como el uso eficiente de la energía.  El conjunto de las soluciones para el ahorro energético se basa en tres grandes conceptos: la reducción de las pérdidas, la producción de energía y el uso eficiente de la misma.

REDUCCIÓN DE LAS PÉRDIDAS

Una parte importante de la climatización del interior del edificio se pierde a causa de la presencia de puentes térmicos. Los modernos sistemas de ventana y muros cortina reducen notablemente las pérdidas y los costes energéticos, ya sea en las construcciones nuevas como en las obras de rehabilitación de edificios. La perfecta estructura de las cámaras y de las juntas típicas de los perfiles de ventana REHAU (con valor hasta 1,1 W/m²K) permite mantener el calor en invierno y el frío en verano en el interior del edificio sin detrimento de la transpiración necesaria de las paredes externas de la casa.

Por ello es importante la selección de un sistema energéticamente eficiente para sus ventanas. Con el sistema Euro–Design 70 de REHAU obtendrá un excelente aislamiento térmico y acústico. Éste se distingue por su superficie lisa y compacta y por su ligero espesor de 70 mm, posible gracias a su estructura multicámara. Además, sistemas como el AirComfort con ventilación regulada permitirán la correcta renovación del aire garantizando un óptimo confort y salubridad dentro de su vivienda.

USO EFICIENTE

Una vez resuelto el problema de la dispersión incontrolada del calor y de la energía, es preciso ocuparse de la optimización de la distribución térmica en el interior del edificio. Los sistemas de calefacción y de refrescamiento se distinguen por su bajo consumo energético y por la distribución homogénea y controlada de la energía.

Para el abastecimiento energético se emplean fuentes de energía alternativa tales como la geotermia y la energía solar, respetando plenamente el principio del aprovechamiento responsable de los recursos naturales. Los sistemas de calefacción y refrescamiento por superficies radiantes, disponibles tanto en versión para suelo, pared y techo, pueden instalarse ya sea en edificios de obra nueva como en trabajos de rehabilitación.  En régimen de calefacción el sistema hace circular el agua caliente por el interior de los serpentines y el calor se distribuye de modo uniforme gracias a la amplia superficie de radiación de la instalación. Además, la distribución especial de la temperatura, que hace posible la regulación por zonas, permite mantener la temperatura del agua de la instalación a un nivel bajo óptimo, reduciendo de modo notable los costes y el consumo de energía.

PRODUCCIÓN EFICIENTE

Las fuentes de energías renovables, ecológicas y respetuosas con el clima, representan la garantía del aprovisionamiento energético para las futuras generaciones. Para hacer frente a esta exigencia es preciso empezar a trabajar inmediatamente en esta dirección, incentivando la producción de energía procedente de fuentes renovables. A día de hoy, el aprovechamiento de tales fuentes energéticas permite reducir considerablemente el consumo de los combustibles fósiles. Los sistemas geotérmicos aprovechan las reservas térmicas presentes en el subsuelo mediante el uso de sondas y colectores: el intercambiador térmico tierra-aire AWADUKT de REHAU, en combinación con un dispositivo de ventilación mecánica controlada con recuperación del calor, asegura el calor en invierno y el frescor en verano, además de garantizar una reducción significativa de los costes de la energía. Asimismo, mediante el aprovechamiento de la energía del subsuelo, es posible satisfacer los requisitos energéticos del sistema de calefacción y refrescamiento. Para aprovechar el calor procedente de la tierra REHAU ha creado RAUGEO, un sistema geotérmico compuesto de tubos, sondas térmicas y colectores. Las sondas son intercambiadores de calor instalados en las perforaciones realizadas en el terreno y conectadas a una bomba de calor y a un sistema hidráulico que abastecen de calor o de frío según las exigencias del sistema.

En los sistemas solares térmicos el circuito cerrado de los colectores se calienta directamente por medio de la radiación solar, que a su vez transfiere la energía al agua del circuito hidráulico del edificio. Gracias a las ayudas estatales y al proceso constante de optimización del rendimiento, de la manutención y de la seguridad funcional, los sistemas REHAU pueden aprovechar al máximo su potencial.

Artículo técnico gentileza de Rehau

Deja un comentario

Top