Mortero monocapa Acciones que aseguran una buena adherencia al soporte.

mortero1

La durabilidad de un mortero monocapa depende, además de una buena ejecución, del grado de adherencia que este haya adquirido con respecto al soporte base o cerramiento del edificio.

Soporte y mortero monocapa, han de establecer la mejor adaptabilidad y compatibilidad para asegurar el perfecto anclaje el uno respecto del otro.

Los morteros hidráulicos como son los morteros monocapa, necesitan que el soporte tenga una porosidad para que el cemento en su fraguado, penetre en los poros y genere una gran cantidad de puntos de anclaje. La rugosidad superficial también mejora sustancialmente la adherencia al soporte, ya que aumentará la firme sujeción del mortero monocapa.

Cuando el revestimiento se despega del soporte, se puede producir de forma local o generalizada:

  • Defecto Local: cuando se trata de pequeñas superficies se crean bolsas de aire y cuando se trata de superficies más extensas se hacen  abombamientos, que si son importantes puede fisurar el monocapa.
  • Defecto generalizado: la falta de adherencia puede ser que no se manifieste visualmente durante las primeras semanas de producirse, se confirmara golpeando la superficie suavemente con una maza de goma repetidamente, desplazándose percibiéndose un cambio de sonido o una respuesta al rebote distinta.

Si el defecto afecta a una gran superficie, sin manifestarse visualmente, hay que suponer que se trata de una falta de adherencia general, en estos casos se colocaran  sistemas de protección capaces de retener el posible desprendimiento y caída del monocapa.

Acciones preventivas

Para evitar la aparición de estas disfunciones, hemos de tener presentes una serie de recomendaciones en el modo de aplicación y en relación al soporte:

En relación con el modo de aplicación:

  • Aplicar una capa con el espesor máximo especificado por el fabricante
  • Respetar las instrucciones de puesta en obra indicadas por el fabricante, en especial el tiempo de amasado, de reposo, la vida útil de la pasta.
  • Amasar todos los sacos en condiciones homogéneas

En relación con el soporte:

  • Verificar el estado del soporte, en particular sobre hormigón, en cuanto a las condiciones que faciliten la adherencia, como la rugosidad y porosidad. Crear porosidades en soportes poco absorbentes.
  • Eliminar las partículas de polvo del soporte y, en el caso de soportes de hormigón, eliminar posibles restos de desencofrante.
  • No aplicar monocapa sobre superficies de soporte inestable, esperar el tiempo necesario para que el soporte sea estable.
  • Humedecer convenientemente el soporte si sus características absorbentes y/o las condiciones climáticas lo requieren. Si el soporte está saturado de agua, no aplicar el monocapa.
  • En caso de heladas, no aplicar monocapa mientras la temperatura superficial del soporte no sea superior a los 5 grados centígrados
  • No aplicar el monocapa si durante las 24 horas siguientes a su aplicación, la temperatura puede descender a menos de 5 grados centígrados, o producirse lluvias intensas.
  • Comprobar la planeidad del soporte y subsanar previamente los desajustes.
  • Respetar los soportes recomendados por el fabricante, no aplicar sobre soportes menos resistentes que el propio revestimiento.

En caso de producirse alguna de estas disfunciones, deberemos retirar el revestimiento de la zona afectada, intentando retirar paños completos definidos por sus juntas de trabajo (junquillos del despiece de la fachada), reparar el soporte de forma conveniente si procede y volver a aplicar el revestimiento evitando las causas que dieron lugar a la falta de adherencia.

Vía: Departamento Técnico. ANFAPA

[+ INFO] en la Construpedia. La Enciclopedia de la Construcción

Artículos Relacionados

One thought on “Mortero monocapa Acciones que aseguran una buena adherencia al soporte.

Deja un comentario

Top