Premios y Novedades de Construmat

edificio-parla-madrid

La innovación tiene premio

El Pabellón de España de la Expo Zaragoza 2008, un edificio que imita la belleza y la inteligencia ecológica de un bosque, premio a la edificación.
El galardón a la ingeniería civil por la transformación entera de un barrio y sus comunicaciones con la construcción y urbanización de la Gran Via y de la Plaza de Europa de l’Hospitalet de Llobregat.

Andamios ligeros y fáciles de montar, paneles de cerramiento más prácticos para fachadas, y materiales de construcción a base de componentes reciclados acaparan los reconocimientos a los productos de construcción.

Tras años de crecimiento boyante, muchos se preguntan si el sector de la construcción está preparado para la travesía del desierto que supone la crisis actual, en la que el ritmo construcción de vivienda nueva se ha reducido de una media de 600.000 durante los últimos años a una previsión que apenas llega a las 150.000 en 2009.

A pesar de datos preocupaTablerontes como estos, algunas de las novedades que se vieron en el Salón Internacional de la Construcción de Barcelona, Construmat, invitan a un cierto optimismo. Según los expertos que han participado en el salón, la fórmula mágica para superar el impasse actual contiene una mezcla de innovación, rehabilitación y sostenibilidad. “La rehabilitación se ha manifestado como una alternativa real para el sector de la construcción, lo mismo que el pleno desarrollo de la construcción sostenible y las iniciativas relacionadas con nuevos modos de entender la vivienda y sus materiales” sostiene Pilar Navarro, directora de Construmat.

En esta línea, y con el objetivo de promover la innovación tecnológica de la construcción, se convocaron los premios Construmat 2009, que este año llegaban a su decimotercera edición. Para Pilar Navarro, “el salón internacional de la construcción de Fira de Barcelona ha sido el gran escaparate de las novedades técnicas”. Los premios, que se dividen en las categorías de edificación, ingeniería civil y productos para la construcción, fueron asignados por tres jurados compuestos de profesionales de la ingeniería industrial, la ingeniería de caminos, canales y puertos, la arquitectura y otras ramas técnicas especializadas.

Premio Construmat de Edificación

pabellon-españa
En la categoría de edificación, el jurado decidió atorgar el primer premio al Pabellón de España en la Expo de Zaragoza 2008, un edificio que la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales (SEEI) encargó por concurso al arquitecto navarro Patxi Mangado y que se impuso “por la ingeniosa creación de una fachada virtual a partir de la trama de pilares que soporta la cubierta, que se convierte en un aislamiento del interior respecto del exterior”, como reza el veredicto del jurado compuesto por Francesc Rius, Rafael Cercós y Enric Mira. Asimismo, el Pabellón de España destaca por la utilización innovadora de materiales tradicionales como la terracota, que aplicada al revestimiento de estos pilares tan característicos de la obra, consigue una mejora de las condiciones ambientales gracias a la evaporación de agua.

La construcción, de 8.000 metros cuadrados y con un presupuesto inicial de 18 millones de euros, se diseño conforme a criterios ecológicos, tanto en la utilización de energías renovables como en el uso de materiales, hasta el punto de poder recrear un microclima propio. No en vano, el Centro Nacional de Energías Renovables (Cener) –especialista en temas relativos a energías renovables y diseño bioclimático– fue uno de los principales asesores de la obra. Según el arquitecto Mangado, el edificio reproduce un bosque “tan sencillo y a la vez tan complejo, donde la luz que traspasa los altos árboles y el ruido del agua nos transportan a una experiencia que hoy, debido al deterioro medioambiental y la vida urbana, resulta casi un lujo”.

En segundo lugar, la mención en la categoría de edificación ha sido para el Edificio de 104 viviendas, locales y garajes de la Avenida de la República Dominicana 9, en Parla (Madrid), promovido por Inmuebles de Pinto. El jurado ha valorado “la buena utilización de elementos prefabricados en los diferentes sistemas constructivos como la estructura, los cerramientos, y los acabados interiores”. Asimismo, entre las 114 obras que según el jurado tenían una “gran diversidad de tipologías, provenientes de diferentes provincias españolas y con un alto nivel de calidad”, que se presentaron en este apartado de los Premios Construmat 2009, se concedieron diplomas a un edificio de viviendas de protección oficial en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), al Centro de Educación Infantil i Primària “Mediterrània” de Sant Pere de Ribes (Barcelona), al Edificio de envasado de la empresa Damm en El Prat de Llobregat (Barcelona), al Polideportivo de La Peña en Bilbao y al Edificio Judicial de Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

Premio Construmat de Ingeniería Civil

plaçaeuropa5
Por lo que respeta al Premio Contrumat de Ingeniería Civil, el jurado formado por José Calavera, Enrique Mirambell y Roberto Vicente tuvo que elegir entre una veintena de proyectos. El primer premio lo obtuvo la Construcción y urbanización de la Gran Vía y la Plaza Europa de l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), por una “magnifica vertebración del territorio y la mejora de la permeabilidad de tráficos” que ha supuesto una amplia diversidad de técnicas constructivas en una obra de gran complejidad.

La construcción de la Plaza de Europa se articula como el centro neurálgico de la nueva Gran Vía, el portal de la nueva Fira de Barcelona y la ciudad de l’Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad de Catalunya. Tiene una superficie de cerca de 30 hectáreas que tomaran forma de la superposición de dos hipotéticas elipses y serán la base para el pequeño Manhattan, un conjunto de rascacielos de autores como Toyo Ito, Óscar Tusquets o Jean Nouvel, que están transformando la entrada suroeste de Barcelona, una zona estratégica que da acceso al Aeropuerto del Prat y al Puerto de la ciudad.

Las obras en este tramo de la Gran Via han supuesto la reforma del vial central, que incluye transformar la autovía C-31 y definir la sección urbana de 96 metros de espacio público destinado a vial. La obra ha tenido en cuenta la unión de la actual estación de la línea 8 con la de la futura línea 9 del metro en el cruce de la Avenida de Amadeu Torner con la Gran Vía. Para completar el cambio radical que ha vivido esta zona antaño industrial y periférica, hace unos meses entró en funcionamiento la Ciudad de la Justicia, un complejo de edificios que acogerán gran parte de los órganos judiciales.

Por otro lado, en la categoría de ingeniería civil, hubo dos menciones: una a la Ampliación y mejora de la estación de tren Barcelona-Sants y otra para la Pasarela peatonal sobre la ría de Narrondo, en Zumaia (Guipúzcoa). En el primer caso, el jurado valoró “la relevancia de la infraestructura acometida, esencial para la ciudad de Barcelona y la adecuación del proyecto estructural y constructivo a las condiciones previas que imponía la obra”. También se tuvo en cuenta que todas las obras, ejecutadas por una unión temporal de empresas (UTE) entre Dragados y Tecsa, se realizaron manteniendo en funcionamiento la estación de Sants, un nudo ferroviario crucial para la ciudad condal.

En segundo lugar, recibió la mención del jurado la pasarela de peatones que une el centro de la localidad guipuzcoana de Zumaia con el puerto deportivo de la ciudad, una estructura híbrida de acero inoxidable y fibra de vidrio. En este caso se apreció “la excelencia y sobriedad estructural de la solución, su magnífica integración en el entorno y el fuerte carácter innovador de su diseño, en donde se combinan materiales constructivos de prestaciones avanzadas”. Un representante de la empresa de ingeniería Pedelta, responsable de la construcción, asegura que “esta mención es un reconocimiento público y social a la primera pasarela peatonal de España construida a partir de nuevos materiales”.

Además de estos proyectos, recibieron el diploma de los Premios Construmat 2009 de Ingeniería Civil el Puente sobre el río Galindo, en Sestao (Vizcaya), y el Puente sobre el río Henares, en Guadalajara.

Premio Construmat de Producto para la construcción

El segmento de productos para la construcción de los Premios Construmat 2009 tuvo más de cincuenta de participantes y se dividió en tres subcategorías: Procesos constructivos, Productos para estructuras y cerramientos, y Productos para aislamientos y revestimientos e instalaciones. Entre ellos, el jurado, compuesto por Andreu Muñoz, Pau Casaldaliga y Marta Recolons, decidió atorgar el primer premio en el apartado de procesos constructivos a la plataforma de montaje de andamiajes Fipro, de la empresa Layher, ya que se consideró que “contribuye a mejorar las condiciones de trabajo en la obra” y “que su ligereza respecto a los otros materiales convencionales mejora la manipulación y el transporte, al mismo tiempo que reduce el tiempo de montaje y desmontaje”.

Por lo que refiere al capítulo de Productos para estructuras y cerramientos, el jurado consideró que el premiado debía ser el Panel Omega Zeta, de la compañía Circa, por constituir “un sistema abierto de cerramiento industrializado de fachada que permite una gran calidad de acabados y un diseño de paneles hecho a medida”. Como aportación tecnológica, también se ha valorado que estos paneles que se utilizan en la construcción puedan cubrir grandes formatos con unos espesores mínimos.

Por último, el premio en la subcategoría de Productos para aislamientos y revestimientos e instalaciones recayó en el material para superficies Eco, de la firma Cosentino, por “su apuesta decidida por la sostenibilidad, con la incorporación de un 75% de materias primeras recicladas y un 25 % de origen natural”, además de “disponer de altas prestaciones mecánicas que garantizan su funcionalidad y un diseño de calidad a la altura de las exigencias del mercado”. El material es una innovación en el sector de la construcción y la decoración por su alto contenido en material reciclable, que procede principalmente de la porcelana, el vidrio, los espejos o las cenizas vitrificadas y se ha desarrollado después de tres años de investigación en el propio departamento de I+D de la empresa andaluza Cosentino.

Entrevista a Josep Miarnau, presidente del comité organizador del Salón Internacional de la Construcción 2009

Miarnau2

Señor Miarnau, ¿nos puede explicar qué prioridad se da a la innovación en el sector de la construcción? ¿Cuáles son las principales novedades que se han presentado en Construmat 2009 en este sentido?
Considero que innovar es una de las mejores fórmulas para afrontar los retos de futuro que tenemos planteados. Y, en este sentido, pienso que Construmat 2009 ha sido el mejor escaparate para mostrar las últimas innovaciones tecnológicas de nuestro sector. Bajo la dirección técnica del ITeC, en el Salón se han presentado nuevos productos y nuevos procesos que ponen de manifiesto el alto nivel tecnológico de nuestras empresas y que forman parte de la Guía de novedades publicada con motivo del certamen. Desde paneles integrados solares térmicos, pasando por screens enrollables, puertas seccionales, losetas de caucho reciclado, sistemas de aislamiento y revestimientos, plataformas giratorias circulares, andamios de aluminio plegables, hasta fachadas fotovoltaicas fueron protagonistas en Construmat 2009. Además, los premios Construmat galardonaron obras innovadoras como el pabellón de España de la Expo Zaragoza o la reforma de la Gran Vía y la plaza Europa, pórtico de entrada al recinto de Gran Vía de la Feria de Barcelona, así como varios productos y procesos constructivos que pusieron de relieve la importancia que el sector da a la innovación.

¿Cuál es el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación, las conocidas como TIC, en el sector de la construcción? ¿Qué uso hacen de estas tecnologías las empresas de este ramo?
Cada vez más, las empresas del sector están incorporando las tecnologías de la información y la comunicación. Pero debemos tener en consideración que el sector es muy grande y que las empresas más potentes hagan más uso de ellas que las más pequeñas. Es un hecho obvio. Aún así, creo que en el futuro la presencia de las TIC en las empresas de la construcción española será casi absoluta.

Desde su punto de vista, ¿qué análisis nos puede hacer del Salón Internacional de la Construcción 2009?
El Salón se ha hecho en unas circunstancias de mercado muy complejas. Desde la organización, se ha trabajado de firme con el fin de hacer el mejor Salón posible en un contexto de crisis y creo, sinceramente, que se ha conseguido. Siempre hemos dicho que un salón como Construmat es un fiel reflejo del sector, y el sector de la construcción es uno de los que más está sufriendo la crisis. Por lo tanto, haber organizado el Salón en un entorno económico tan complicado, reunir a más de 1.350 expositores de 31 países y llenar los seis pabellones del recinto de Gran Vía se puede considerar un verdadero éxito.

En la actual coyuntura económica, la construcción es uno de los sectores más afectados por la crisis. ¿Cuál puede ser su evolución durante los próximos meses y años?
Estamos todavía inmersos en una crisis de alcance mundial y todavía es pronto para hacer previsiones que, además, son siempre osadas. El sector de la construcción en España ha vivido un período de enorme crecimiento en los últimos quince años, especialmente en el sector de la edificación residencial. Ahora estamos viviendo un proceso de corrección y de reestructuración que hará que la construcción española esté más cerca de la realidad económica y social de nuestro país. Todo parece indicar que la obra civil experimentará un descenso, el sector residencial volverá a crecer, pero en unos parámetros más modestos, y el resto se mantendrá. Además, una de las claves de presente y de futuro es apostar por una mayor internacionalización y atravesar sin miedo nuestras fronteras para estar presentes en América Latina, el Magreb y los países emergentes de la Unión Europea.

El papel de la Administración pública en el estímulo de la construcción cobra mucha importancia en tiempos de crisis. ¿Cuál es la situación de la obra pública en Cataluña ahora mismo?
En estos momentos, el Gobierno central ha puesto sobre la mesa unos 8.000 millones de euros para que los ayuntamientos los destinen a pequeña obra pública. Y ya estamos viendo los efectos de esta estrategia en nuestras calles y plazas. Pero todavía es pronto para hacer una valoración económica. Lo que es evidente es que nuestro país debe seguir destinando fondos para la construcción y mejora de grandes infraestructuras. Por otro lado, en lo que se refiere a la edificación, se debería hacer una gran apuesta por la rehabilitación como salida a la crisis, y en este sentido creo que las administraciones públicas tienen un papel determinante. Pero es evidente que son necesarios más estímulos para que las empresas puedan tirar adelante más proyectos.

Guía de Novedades de Construmat 2009

One thought on “Premios y Novedades de Construmat

Comments are closed.

Top