Presentacion del Jardin de la Metropoli

El 4 de julio de cada año, Batlle i Roig celebra su aniversario, recordando el día de 1981 en qué ganaron su primer concurso para la construcción del Cementerio Metropolitano de Roques Blanques en el Papiol (Barcelona).

Con motivo del 30 aniversario, Batlle i Roig organiza una exposición en el Espacio Picasso del COAC, para mostrar y compartir parte de su recorrido profesional

Quince proyectos de edificación y otros quince de paisaje (15+15) conforman el núcleo central de la exposición  que conmemora los 30 años del despacho de Arquitectura Batlle i Roig y que se clausura el próximo 4 de julio en el Espacio Picasso del Col.legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC), ubicado en plaza Nova, número 5 de Barcelona. En la clausura se presentará  “El Jardín de la Metrópoli”, tesis doctoral de Enric Batlle publicada ahora por Gustavo Gili. En el acto intervendrán Lluis Clotet, Daniela Colafranceschi , Antonio Font  y los arquitectos Batlle i Roig. La exposición  ha coincido también  con la publicación de un número monográfico  de de la revista “Paisajismo” dedicado a este despacho barcelonés.

“El Jardín de la Metrópoli es un nuevo modelo de espacio libre para la ciudad dispersa que puede dar lugar a un nuevo estrato de la realidad metropolitana. Un nuevo espacio libre reflejo de un espíritu que busca garantizar la sostenibilidad sin renunciar a su formalización desde la modernidad”, explica Enric Batlle autor de la tesis doctoral publicada ahora para la colección Land&ScapeSeries.

 

Este libro trata de establecer los “principios” de este nuevo espacio libre a través del análisis de algunos modelos históricos y de determinados ejemplos contemporáneos, desde jardines a parques, desde sistemas de espacios públicos a híbridos urbanos.

También se pretende aprender de este nuevo espíritu “recogiendo “materiales”  que proceden de disciplinas diversas – la agricultura, la ecología, el arte y la arquitectura – , pero que no se presentan desde el análisis experto de su especificidad,  sino que se interpretan desde las lógicas de la arquitectura del paisaje”, añade Batlle.

 

Los “principios” y “materiales” analizados se utilizan para definir este nuevo estrato urbano: el producto de la integración de todos los espacios libres metropolitanos, desde los drenajes del territorio a los bosques de la metrópoli  y las agriculturas urbanas, y desde los jardines de asignación a las infraestructuras verdes.

 

“El Jardín de la Metrópoli es asimismo una actitud que puede persistir en las pequeñas acciones individuales o en todas aquellas intervenciones que, sin resolver la globalidad, pueden ser el reflejo de su esencia”, concluye el arquitecto.

 

La exposición

 

Los proyectos de BATLLE I ROIG, ARQUITECTOS tocan programas muy diversos, desde la edificación de viviendas protegidas a la edificación de equipamientos complejos, de la ordenación territorial a la construcción de espacios libres públicos, del proyecto de obras de urbanización al desarrollo de intervenciones medioambientales.

El paisaje ha llegado a ser una de las disciplinas donde la oficina ha desarrollado más propuestas y proyectos, y desde la que se ha encontrado una manera diferente de abordar otros temas como la edificación, el planeamiento o el medioambiente

La muestra “Batlle i Roig 30 anys” está estructurada en tres partes: “15+15” que recoge los proyectos más significativos de edificación y paisaje; “Banco de maquetas” que enseña algunas maquetas de obras realizadas expuestas sobre diversos  bancos “Moon”, diseñados por los arquitectos; y la “Pinacoteca que recoge una galería de recuerdos del propio estudio tales como fotografías y dibujos.

 

 

 

DE LA ARQUITECTURA Y DEL PAISAJE

 

 

Batlle y Roig crearon su propio estudio en 1981, después de haber ganado un accésit  en el concurso del Parc del Escorxador y ganar el del Cementerio de Roques Blanques. Habían estudiado juntos pero donde realmente se conocieron fue trabajando en el despacho de José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres.

 

“Los ochenta fueron años cargados de energía. Se iniciaba un proceso de renovación en las estructuras públicas que posibilitó la aparición de una nueva generación de arquitectos que, junto con lo mejor de las anteriores, renovó en pocos años el panorama de la arquitectura en España”, explican Enric Batlle y Joan Roig.  “El sistema de encargos mediante concursos abiertos nos dio la oportunidad  de acceder a proyectos de gran envergadura y  de educarnos en el oficio de proyectar, al tener la posibilidad, en muy poco tiempo, de trabajar en escalas y temas muy diversos”, añaden.

 

De esta época son los edificios en Alcañiz y Murcia o la iglesia en Alarcón pero, sobre todo, sus  primeros parques. En sólo 10 años proyectaron y construyeron el Huerto de la Rectoría en Alella, el Parque de la Pegaso en Sant Andreu, el Parque Central en Sant Cugat, el Parc Catalunya de Sabadell, el Parque de la Estació Vella en Igualada, el del río Congost en Granollers , el del Nudo de la Trinidad , entre otros. Paralelamente empezaron  a trabajar en planeamiento, entendido siempre como una actividad integradora de demás  disciplinas: urbanismo, edificación, espacio público y paisaje.

La segunda gran oportunidad vino después de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, cuando, sin dejar de trabajar en temas de espacio público y paisaje, empezaron  a desarrollar proyectos arquitectónicos de mayor escala como  los conjuntos de viviendas de Sant Boi o Viladecans y especialmente los edificios para corporaciones: la nueva sede del RACC en Barcelona, ​​el edificio Milenium en Sabadell y la ciudad deportiva del Fútbol Club Barcelona en Sant Joan Despí, expuestos en la muestra.

 

Esta línea de trabajo se ha visto incrementada en la década actual con los edificios para la Universidad Corporativa de Telefónica en Belloch y por Interface o la CMT en el distrito 22 @ de Barcelona, que forman parte también de la exposición. (Ver fichas de obra)

 

El estudio trabaja también en  el planeamiento a gran escala, del que destacan las intervenciones en el centro de Viladecans, Granollers y Manresa o la ordenación del recinto de la Expo Zaragoza 2008, así como las grandes infraestructuras, “que nos han permitido volver a trabajar en la construcción de puentes o en el diseño de avenidas urbanas y los temas de medio ambiente y sostenibilidad, que empezamos con la restauración del vertedero del Garraf”, explican los arquitectos. “La pasión por ambas disciplinas, paisaje y arquitectura, se superponen en la mayor parte de nuestras intervenciones”, añaden.

 

Cabe señalar que la restauración del vertedero ha sido uno de los proyectos más publicados, obteniendo premios tanto por su valor como espacio público (Premio al Mejor Espacio Público Urbano Europeo 2004) como por su calidad tecnológica (WAF2008 Energy, Wast & Recycling). La restauración del vertedero del Garraf fue  simultáneamente la resolución técnica de un problema medioambiental muy complejo, el establecimiento de un nuevo paisaje construido desde el conocimiento de los sistemas agrícolas y la creación de un nuevo espacio público.

Proyectos como el del Garraf han hecho que al estudio llegasen  otros encargos similares, como el recién inaugurado Centro de Tratamiento de Residuos del Valles Occidental  en Vacarisses (Barcelona), también mostrado en la exposición.

 

En la actualidad , el estudio está desarrollando proyectos de temáticas muy diversas, con muchos cruces entre la arquitectura, el urbanismo y el paisajismo, como por ejemplo el último concurso ganado para proyectar  las viviendas de la urbanización Lumine en Salou (Tarragona), en el entorno de los diversos campos de golf de Port Aventura. En estos últimos meses se han realizado  varios proyectos vinculados al sector funerario, como la propuesta del nuevo cementerio de Cambrils, el tanatorio en construcción de Sant Joan Despí o las diversas actuaciones que se sigue  haciendo en el cementerio metropolitano de Roques Blanques, para quien se ha elaborado  un anteproyecto para un nuevo edificio de servicios funerarios.

Deja un comentario

Top