Rehabilitación, una oportunidad de negocio

Coblonal. Arquitectura i construcció

El subsector gana fuerza como motor económico alternativo ante la caída de la obra nueva

  • Actualmente existe en España un parque edificado de 25 millones de viviendas; de ellas, la mitad supera los 30 años de antigüedad y cerca de 6 millones superan los 50 años
  • Las distintas patronales inmobiliarias coinciden en señalar que en 2009 la construcción de nuevas viviendas no logrará alcanzar siquiera la cota de las 150.000 nuevas viviendas
  • Ante estos datos, la Administración está apostado por impulsar la rehabilitación para suavizar la actual crisis del sector de la construcción

Obra de rehabilitación: Es obra mayor que, a diferencia de la obra de nueva planta, no da lugar a la construcción de un nuevo edificio sino que se actúa sobre los ya construidos todo ello con independencia de que haya habido o no demoliciones parciales. Puede ser de dos tipos:

  • Obra de ampliación: Cuando se aumenta la superficie ya construida incorporando nuevos elementos estructurales. Este incremento puede realizarse de forma vertical sin aumentar la superficie ocupada sobre el terreno (Ej. añadiendo una nueva planta) o bien horizontalmente, y en tal caso sí existe superficie a añadir en el terreno.
  • Obra de reforma y/o restauración: Cuando no varía la superficie construida pero el edificio sufre modificaciones que afectan a algún elemento estructural o bien se implanta alguna dotación previamente inexistente.

Hasta hace un par de años, de rehabilitación se hablaba más bien poco. La bonanza económica vivida en España en el último decenio propició la construcción de muchas nuevas viviendas -negocio mucho más lucrativo-, mientras que la rehabilitación quedó en un segundo plano, al menos en el ámbito privado. Es por este motivo que el presente texto empieza citando la definición que el Ministerio de Fomento hace del concepto obra de rehabilitación.

Ahora, la situación ha dado un giro de 360 grados. Las distintas patronales inmobiliarias coinciden en señalar que en 2009 la construcción de nuevas viviendas no logrará alcanzar siquiera la cota de las 150.000 nuevas viviendas, un mínimo histórico lejos de los récords registrados en años anteriores (con un máximo de casi un millón en 2006, según el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos), con el consiguiente efecto en el empleo. El descenso supondrá repetir el desplome que ya se registró en 2008, cuando se empezaron a construir 252.916 nuevos pisos, un 58% menos en relación a 2007, y la menor cifra desde 1993.

Mientras la obra nueva pierde peso, la rehabilitación no hace más que ganar protagonismo gracias, en gran medida, al esfuerzo que están realizando las distintas administraciones para impulsar este subsector. Es evidente que con la rehabilitación el sector de la construcción no recuperará el gran crecimiento registrado en los últimos años, pero sí puede ser un factor clave para ayudar a la construcción a superar la actual situación económica del sector.

Coblonal. Arquitectura i contrucció

Un gran potencial de crecimiento

Existen tres grandes actividades de rehabilitación: la rehabilitación de edificios en uso, la rehabilitación promotora (que es la que más dinamiza el sector pero tiene el problema de estar ligada con los ciclos económicos) y la rehabilitación de obra pública patrimonial (cuya actividad es más constante). De las tres, la que está ganando protagonismo es la primera.

Según datos del Ministerio de Vivienda, actualmente existe en España un parque edificado de 25 millones de viviendas. De ellas, la mitad supera los 30 años de antigüedad y cerca de 6 millones superan los 50 años. Aunque en la Unión Europea la rehabilitación representa una parte muy importante del total del sector de la construcción, llegando en 2007 al 41%, en España este porcentaje no supera el 24%. La diferencia es mayor si la comparación se realiza con los países europeos más avanzados. Por ejemplo, en Alemania, las obras en edificios existentes representan un 62% y la nueva construcción algo más del 37%. Por tanto, la rehabilitación tiene en España un enorme potencial de crecimiento.

Al entender del Ministerio de Vivienda, “el fomento de la rehabilitación no sólo es una buena política de vivienda, sino que también es una componente estructural de la política económica, social y ambiental, ya que aporta significativos beneficios en los tres planos y ayuda al cambio hacia un desarrollo económico más sostenible”. En este sentido, la rehabilitación cumple dos funciones. Una coyuntural, de reactivación de la construcción residencial y de mantenimiento del empleo y otra estructural, de reconversión del sector hacia una mayor sostenibilidad y eficiencia, homologándonos con los países europeos más avanzados.

Los planes del Gobierno

El Gobierno, a través del Ministerio de Vivienda, está llevando a cabo dos importantes líneas de actuación para el fomento y el desarrollo de la rehabilitación de viviendas y espacios urbanos. Por un lado, el Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo destina 110 millones de euros a financiar actuaciones de rehabilitación en viviendas y espacios urbanos en todo el territorio nacional, cuya distribución se aprueba en este mismo Consejo de Ministros. Y por otro, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2013, aprobado en diciembre, en el que se incluyen ayudas para la rehabilitación aislada de edificios y viviendas y la rehabilitación integrada y renovación en barrios degradados, centros históricos, centros urbanos y municipios rurales.

Según el Ministerio, el objetivo es rehabilitar 470.000 viviendas en cuatro años. Para ello, se destinarán 2.000 millones de euros en subvenciones directas, a lo que hay que añadir la financiación adicional ofrecida a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).
En cuanto al impacto estimado, atendiendo sólo a los efectos de la financiación pública (es decir, sin tener en cuenta la movilización complementaria de recursos privados), el Gobierno prevé que el Plan Estatal generará una producción efectiva de 4.200 millones de euros y que se crearán en torno a 100.000 empleos, pudiendo alcanzarse los 300.000 si se tienen en cuenta los recursos privados movilizados.

Con su actual política de impulso a la rehabilitación, la Administración pretende un cambio desde un modelo de construcción extensivo, que es el que predomina ahora, a uno intensivo, que no consume suelo, necesita en muchas ocasiones casi de tanto material como la nueva construcción, lo que alivia la situación de las industrias auxiliares, y genera empleo. Además, el modelo intensivo resulta más sostenible, más innovador y más activo en la lucha contra el cambio climático.

Coblonal. Arquitectura i contrucció

Colaboración entre administraciones

El Ministerio va a trabajar codo con codo con las Comunidades y Ciudades Autónomas financiando programas de Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) y de Áreas de Renovación Urbana (ARU).

En el caso de los ARI, el Ministerio subvencionará hasta el 40% del presupuesto de las obras rehabilitación de viviendas y edificios y superación de situaciones de infravivienda y hasta el 20% del coste de la urbanización y reurbanización en el espacio público del área a rehabilitar. Estos porcentajes son del 50% y del 30% respectivamente si se encuentra en un centro histórico o municipio rural.

En cuanto a los ARU, las subvenciones estatales serán de hasta un 35% del coste de la demolición de los edificios existentes y la construcción de las nuevas viviendas protegidas. Esta subvención puede llegar a los 30.000 euros por vivienda. Además, el Ministerio financia hasta un 40% del presupuesto de las obras de urbanización y da una ayuda media de 4.500 euros anuales durante un máximo de cuatro años por cada familia a realojar.

En la misma línea y en colaboración con las demás administraciones, se pretendes erradicar la infravivienda y el chabolismo que aún persisten en algunas grandes ciudades, con los consecuentes riesgos de exclusión social, inseguridad, hacinamiento de sus moradores e insalubridad. Por eso, el Gobierno ha creado un programa específico con ayudas de hasta 3.000 euros anuales durante un máximo de cuatro años para realojar a sus habitantes en viviendas de alquiler. A través de este programa se financia hasta el 50% de la renta mensual de cada familia.

A todos estos programas, se suman las ayudas Renove a la rehabilitación aislada de edificios y viviendas dirigida a mejorar su eficiencia energética, higiene, salud, accesibilidad…

También hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma y cada gran ciudad poseen también sus propios planes de rehabilitación. Un buen ejemplo sería Cataluña que posee, entre otros planes, la llamada Ley de Barrios (consultar apartado “+ información”) y el Pacto Nacional para la Vivienda 2007-2016, que destina 1.449 millones de euros a actividades de rehabilitación para mejorar la calidad del parque de viviendas (más información).

De la teoría a la práctica

Pese a los esfuerzos del Gobierno, son muchos los que dudan que realmente los planes e iniciativas antes citadas tengan los efectos deseados aunque en general se valora la buena intención y el empeño de las distintas administraciones. Y es que ya se sabe: sobre el papel las cosas son siempre más fáciles y perfectas que cuando se llevan a la práctica.

Las principales dudas giran entorno la capacidad de dichos planes de generar la cantidad de empleo que está proyectado. Todo depende de en qué se acabe invirtiendo finalmente el dinero así que habrá que ver dónde y cómo se actúa para determinar si finalmente la rehabilitación consigue ejercer de motor para impulsar de nuevo la actividad del sector de la construcción.

Reforma de un piso en la Calle Provença de Barcelona

Plano de la rehabilitacion

El estudio catalán AV62 arquitectos, dirigido por Toño Foraster y Victoria Garriga, realizó el pasado año unas obras de reforma en un piso de la calle Provença de Barcelona. Con este proyecto, AV62 acaba de ganar, en la sección de interiorismo, el premio del segundo Concurso Nacional de Diseño ‘Vivir con Madera’ para Profesionales y Estudiantes de Arquitectura e Interiorismo. El certamen lo organiza la Confederación Española de Empresarios de la Madera (Confemadera) en colaboración con Arquinfad y con el patrocinio del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y la Sociedad Estatal para el Desarrollo del Diseño y la Innovación (DDI). Además, el proyecto también ha sido finalista en el apartado de Interiorismo de los premios FAD 2008.

AV62 arquitectos es un estudio que lejos de la actual tendencia arquitectónica, en la que se premia la construcción de grandes edificios emblema, busca construir con lógica y de acuerdo con el entorno del proyecto. Por otro lado, son firmes partidarios de la rehabilitación. Para saber más sobre AV62, se recomienda leer el siguiente reportaje de Xavi Sancho, publicado en el diario El País el 29 de octubre del 2007.

Plano de la rehabilitacion

EL PROYECTO:
REFORMA PISO EN CALLE PROVENÇA 290

ESTUDIO:
AV62arquitectos SL.
C/ Diputació 315 baixos dreta
08009 BARCELONA

AUTORES:
Toño Foraster Mariscal y Victoria Garriga Ariño

COLABORADORES:
Stefano Carnelli

FOTÓGRAFA:
Lourdes Jansana

FECHA CONSTRUCCIÓN:
Junio 2007/ Febrero 2008

PROMOTOR:
Lucas Albanell

COSTE DE LA OBRA:
220.000€

Plano de la rehabilitacion

MEMORIA:
Un piso originalmente ocupado por una familia y cuya última reforma data de los años 50 debe ser adecuado a las necesidades tanto funcionales como estéticas de un joven profesional independiente que va a vivir solo.
El objetivo central del proyecto es hacer llegar la luz a todos los espacios, integrar las terrazas y el patio central a los recorridos habituales y abrir e incorporar a las circulaciones y a la visualidad los espacios de trabajo tradicionalmente relegados como cocinas, lavaderos etc…
Queremos que un espacio gris, oscuro y compartimentado se convierta en un espacio luminoso y coloreado al tiempo que ordenado.
Se plantea la construcción del espacio doméstico a partir de la colocación de una serie de contenedores en un espacio previo indiferente y vacío. Tres grandes “armarios” se colocan estratégicamente compartimentando el espacio. Las cosas que se almacenan en estos armarios serán las que determinarán el uso que se da a los distintos espacios. Los muebles, propiamente dichos -sofás, mesas, camas, inodoros o lavabos- son los que hacen visible el uso que se ha asignado a cada espacio, inicialmente indiferente.
El tratamiento de las superficies de las paredes redunda en esta condición de caja infinita. Así, el espacio de las habitaciones se forra de papel o madera, como el interior de un baúl. Sólo el espacio del salón, el espacio permanentemente visible, y en cierta forma el representativo se mantiene blanco, neutro y “exterior”.
Las carpinterías de los balcones construyen un espacio de transición con el exterior. Pequeñas galerías que tímidamente se asoman a mirar, pero que preservan la visión directa del interior.
Nos gustaría considerar esta casa como una versión contemporánea de ese interior burgués del XIX, que acolcha su interior y protege a su habitante, con delicadeza, de un exterior no siempre tan amable como necesitaríamos que fuese.

Plano de la rehabilitacion

Rehabilitación de infraestructuras urbanas, corredor ferroviario en Sants

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

Marco del encargo

Barcelona Regional recibió el encargo del proyecto de cobertura de las vías del corredor ferroviario de Sants a raíz del convenio de Alta Velocidad firmado entre ADIF, el Ayuntamiento de Barcelona, operación a la cual se sumó Transportes Metropolitanos de Barcelona.

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

Sinopsis del proyecto

Con frecuencia grandes infraestructuras han provocado heridas abiertas en la ciudad, y operaciones de sutura y rehabilitación de tejidos urbanos maltrechos forman parte habitual de los procesos de regeneración de nuestras ciudades.

Es conocida la voluntad histórica de Barcelona por digerir sus propias infra-estructuras: viarias y ferroviarias. Desde el paso del tren a cielo abierto por la Calle Aragón hace varias décadas, el proceso no ha parado: la meridiana, la desaparición del tren en Poble Nou, la Ronda del Mig, la Gran Vía en Hospitalet, etc.

La rehabilitación del corredor ferroviario en Sants, que aquí comentamos, se ha “librado” de este proceso imparable, pues razones técnicas de peso han impedido el soterramiento en un tramo de vías de metro y tren, entre la Torrassa en Hospitalet y Plaza de Sants en Barcelona.

Esta circunstancia permite ensayar esta otra situación: la infraestructura no desaparece tragada por la tierra, se mantiene en su posición, pero la ciudad la envuelve; pasa por encima y bajo ella y utiliza su cubierta como un largo paseo ajardinado (1.200 m), que la convertirá en eje estructural de primer orden de relación Barcelona – Hospitalet.

Para suprimir el ruido, la caja se cierra lateralmente con cristal. Esto permite mantener la imagen de los trenes pasando, ahorrando al vecindario las molestias que generan. Su cubierta ajardinada permite un singular recorrido situado a nivel de una segunda planta que genera una nueva visión en altura de la ciudad por la que transcurre.

Como conclusión, pensamos que esta es una oportunidad excelente para ensayar opciones de rehabilitación de infraestructuras existentes, manteniéndolas en su posición y explotando las posibilidades que ofrecen de una singular y específica arquitectura urbana.

Rehabilitación corredor ferroviario de Sants

LA ITE: LA ITV DE LOS EDIFICIOS

M. Isabel Castillejo Garnés
Ingeniera Industrial
Directora del Área Profesional del
Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Catalunya

El año 2007 el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Catalunya, presentaba el trabajo monográfico: “La construcción. Un producto poco eficiente”.

En dicho estudio se plantearon una serie de conclusiones en relación a la falta de innovación en los procesos constructivos, actualmente casi se podría decir que “artesanales”, en los materiales, etc. y también en el sentido de que no se ha aprovechado el aumento de precios en el sector para mejorar tecnológicamente el producto, aumentar y asegurar las prestaciones, la calidad y el confort.

Las personas invertimos una gran parte de nuestro presupuesto en una vivienda, seguramente para toda nuestra vida, y normalmente no valoramos “a priori” las prestaciones de esa vivienda, cosa que sí hacemos, por ejemplo, en el momento de adquirir un vehículo. En ese caso, además de en la estética, nos fijamos en las prestaciones mecánicas, en las condiciones que garanticen nuestra seguridad, en si será o no caro de mantener, etc. En cambio cuando compramos una vivienda, priorizamos aspectos como por ejemplo dimensión o situación, pero no preguntamos las condiciones de la estructura, de los materiales, si está asegurado o no el aislamiento acústico y térmico, es decir, el confort y la economía de su utilización; si las instalaciones son o no suficientes en dimensionamiento y condiciones de seguridad para el uso que se les va a dar, etc.

Así pues, una de las conclusiones a las que se llegó en dicho estudio detectaba la necesidad de que los edificios dispusieran de un certificado que acreditase el “buen estado” del mismo, no solamente en el momento en que finaliza su construcción, sino a lo largo de toda su vida útil, al igual que se hace en cualquier producto o instalación industrial.

Es por este motivo que se planteaba la necesidad de establecer la generación de una información base clara inicial y una ITV de los edificios (por seguir con el símil de los vehículos) con un control inicial y del mantenimiento del edificio en su conjunto. Es decir, una “etiqueta verde“ para aquellos edificios con criterios de sostenibilidad, el “carnet vivienda” para controlar la aplicación real del confort por parte del constructor, una “guía del comprador”, para orientar sobre los costes de mantenimiento, etc.

En cuanto a los controles periódicos sobre el estado global del edificio, actualmente sí que existen algunas partes, instalaciones, elementos, que están sometidos a control, pero no así el “conjunto” construido. No se han desarrollado controles sobre condiciones acústicas y térmicas, ni de eficiencia del edificio o de la construcción en su conjunto, y mucho menos del seguimiento y mantenimiento a lo largo de su vida.

Garantías y ventajas para los usuarios

El hecho de que los edificios tengan una certificación, resultado de unas inspecciones globales técnicas iniciales y periódicas supone para los usuarios:
– Unificar los controles actuales: ascensores y otras instalaciones sujetas a reglamentos de seguridad, electricidad, gas…
– Conocimiento de la situación de riesgo y poder planificar el mantenimiento
– Disminución de costos: prevención, seguros…
– Disponer de una herramienta leal para poder utilizar en el caso de reclamaciones
– Un evidente valor añadido en el caso de venta, alquiler…

En definitiva un aumento de la seguridad global del edificio y una mejora en la calidad de vida de sus usuarios.

Aspectos a inspeccionar

1.- Estructura y obra civil
2.- Instalaciones: eléctricas, aparatos elevadores, térmicas, solares, lampistería, contra incendios, comunicaciones, aptitud de eficiencia energética…
3.- Medio Ambiente: ruidos, radiaciones recibidas y emitidas, calidad de aire interior, contaminación lumínica,…
4.- Seguridad de las personas y los bienes: control de accesos, vulnerabilidad, protecciones contra el vandalismo, evacuación en caso de emergencias…

Responsabilidades por la aparición de desperfectos en la obra acabada referida a la rehabilitación en la edificación

Àfrica Mundó
Arquitecto de Oikos Arquitectura

Atendiendo a la general desinformación que se detecta en el campo de les obligaciones y responsabilidades de los agentes intervinientes en el proceso constructivo, me ha parecido interesante, con este escrito, intentar resumir lo que marca la ley y reflejar su aplicación a la práctica diaria.

En el capítulo III de la “Ley de ordenación de la Edificación” (LOE) 38/99, de 5 de noviembre y modificada por la “Ley 24/2001” de 21 de diciembre, se hace mención explicita de quienes son los agentes que intervienen en el proceso constructivo. El promotor, el constructor, el proyectista, el director de la obra, el director de la ejecución de la obra, (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros y ingenieros técnicos), las entidades y los laboratorios de control de calidad de los edificios, los suministradores de productos, los propietarios y los usuarios.

También enumera las obligaciones de cada agente, durante el proceso.

OBLIGACIONES DE LOS AGENTES INTERVINIENTES EN EL PROCESO CONSTRUCTIVO

El promotor:
1- Ostentar la titularidad del solar o edificio en caso de rehabilitación.
2- Facilitar la documentación necesaria para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra las posteriores modificaciones del mismo.
3- Gestionar y obtener las licencias y autorizaciones administrativas, así como suscribir el acta de recepción de la obra.
4- Suscribir los seguros previstos en el articulo 19.
5- Archivar o entregar, es caso de venta, la documentación de obra ejecutada.

El proyectista:
Es el agente que, redacta el proyecto, y debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional de arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico, según corresponda,
2- Redactar el proyecto con sujeción a la normativa vigente y a lo que se haya establecido en el contrato y entregarlo con los visados que sean preceptivos.
3- Acordar, en su caso, con el promotor la contratación de colaboraciones parciales.

El constructor:
Es el agente que asume el compromiso de ejecutar con medios humanos y materiales, propios o ajenos, las obras o parte de las mismas , y debe:
1- Ejecutar la obra con sujeción al proyecto, y a las instrucciones del director de obra y del director de la ejecución de la obra, a fin de alcanzar la calidad exigida en el proyecto.
2- Tener la titulación o capacitación profesional que habilita para el cumplimiento de las condiciones exigibles para actuar como constructor.
3- Designar al jefe de obra que asumirá la representación técnica del constructor en la obra y que por su titulación o experiencia deberá tener la capacitación adecuada de acuerdo con las características y la complejidad de la obra.
4- Asignar a la obra los medios humanos y materiales que su importancia requiera.
5- Formalizar las subcontrataciones de determinadas partes o instalaciones de la obra dentro de los límites establecidos en el contrato.
6- Firmar el acta de replanteo o de comienzo y el acta de recepción de la obra.
7- Facilitar al director de obra los datos necesarios para la elaboración de la documentación de la obra ejecutada.
8- Suscribir las garantías previstas en el articulo 19.

El director de obra:
Generalmente el arquitecto, es el agente que dirige el desarrollo de la obra en los aspectos técnicos, estéticos, urbanísticos y medioambientales, de conformidad con el proyecto y la licencia de edificación, debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional que le corresponda (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico)
2- Verificar el replanteo y la adecuación de la cimentación y de la estructura proyectadas a las características geotécnicas del terreno.
3- Resolver las contingencias que se produzcan en la obra y consignarlas en el Libro de Ordenes.
4- Elaborar, a requerimiento del promotor o con su conformidad, eventuales modificaciones del proyecto, que vengan exigidas por la marcha de la obra.
5- Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como conformar las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas, con los visados que en su caso fuesen necesarios.
6- Elaborar y suscribir la documentación de la obra ejecutada (Libro del edificio) para entregarla al promotor, con los visados que en su caso fueran preceptivos.

Director de ejecución de la obra:
Generalmente el arquitecto técnico, es el agente que asume la función técnica de dirigir la ejecución material de la obra, de acuerdo con el priyecro, y de controlar cualitativa y cuantitativamente la construcción y la calidad de lo edificado, y debe:
1- Estar en posesión de la titulación académica y profesional que le corresponda (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico)
2- Verificar la recepción en obra de los productos de construcción, ordenando la realización de ensayos y pruebas precisas.
3- Dirigir la ejecución material de la obra comprobando los replanteos, los materiales, la correcta ejecución y disposición de los elementos constructivos y de las instalaciones, de acuerdo con el proyecto y con las instrucciones del director de obra.
4- Consignar en el Libro de Órdenes las instrucciones precisas.
5- Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como elaborar y suscribir las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas.
6- Colaborar con los restantes agentes en la elaboración de la documentación de la obra ejecutada, aportando los resultados del control realizado.

Entidades y laboratorios de control de calidad de los edificios:
Verifican la calidad del proyecto, de los materiales y de la ejecución de la obra y sus instalaciones de acuerdo con el proyecto, también realizan ensayos o pruebas de servicio de los materiales, sistemas o instalaciones de una obra de edificación, y deben:
1- Prestar asistencia técnica y entregar los resultados de los ensayos al director de la ejecución de las obras.
2- Estar en posesión de la acreditación oficial otorgada por las Comunidades Autónomas

Suministradores de productos:
Son los fabricantes, almacenistas, importadores o vendedores de productos de construcción, y deben:
1- Realizar las entregas de los productos de acuerdo con las especificaciones del pedido, respondiendo de su origen, identidad y calidad,
2- Facilitar las instrucciones de uso y mantenimiento de los productos suministrados, así como las garantías de calidad correspondientes

Los propietarios y los usuarios:
Deben hacer un buen uso del edificio y mantenerlo, tal como indican los manuales de uso y mantenimiento que proporciona el técnico que firma el certificado final de obra.

ALCANCE TEMPORAL DE LAS RESPONSABILIDADES DE LOS AGENTES QUE INTERVIENEN EN EL
PROCESO CONSTRUCTIVO
:
La Ley establece que todos los agentes responderán:
1- Durante diez años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga y otros elementos estructurales, que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.
2- Durante tres años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de habitabilidad.

El constructor también responderá de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras dentro del plazo de un año. La Ley, también explicita que la responsabilidad será solidaria entre todos los agentes, si no se puede discernir un único responsable. Todas estas responsabilidades, según el articulo 19, son aplicables en las obras que se exija proyecto de edificación.

En la práctica, estas responsabilidades se concretan de la siguiente manera:
El promotor responde de la garantía de 10 años, por daños estructurales y lo hace mediante un seguro decenal que contrata a una compañía de seguros y esta a su vez encarga a una oficina técnica (OCT) que supervise la idoneidad de la estructura proyectada y ejecutada. Este seguro se aplica en obras de nueva planta, de reforma y rehabilitación que alteren la configuración arquitectónica y las catalogadas con carácter histórico artístico. Quedan exentas las viviendas unifamiliares de autopromoción para uso propio.

El constructor responde a estas obligaciones contratando un seguro de responsabilidad civil y todo riesgo en la construcción. Existen en el mercado varias modalidades de seguro y cobertura. Dependiendo del que se contrate cubre igual o menos de lo que marca la ley.

Si el constructor no aporta un seguro que cubra los daños materiales, para garantizar, durante un año, el resarcimiento de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras, este, podrá ser sustituido por la retención, por parte del promotor de un 5 por 100 del importe de la ejecución material de la obra (articulo 19 a) En realidad, esta segunda opción no suele ser viable, ya que las empresas constructoras no pueden soportar dicha carga económica.

Los técnicos (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico) responden contratando un seguro de responsabilidad civil, diseñado especialmente para estas profesiones, que cubre todas las responsabilidades que marca la ley.

También es de aplicación, en cuanto a garantías, el código civil, que establece que cada uno de los agentes responderá con su patrimonio frente a cualquier contingencia.

La ley (LOE 38/99, de 5 de noviembre y modificada por la “Ley 24/2001” de 21 de diciembre), no hace referencia explicita a las obras de rehabilitación y reforma que no afecten elementos estructurales pero si que dice que es aplicable a toda obra que exija proyecto. Por tanto, de ello parece desprenderse que las responsabilidades afectan en igual medida a dichas obras. Por tanto, también parece que para aquellas obras de rehabilitación, que afecten elementos estructurales y los promotores sean una comunidad de propietarios, deberían suscribir un seguro decenal.

+ información

La voz de los expertos
Ejemplo de rehabilitación de obra pública
Ejemplo de rehabilitación de edificio en uso
El DicPla, la herramienta online del ITeC

El Institut de la Tecnologia de la Construcció de Catalunya (ITeC) dispone de una aplicación informática, el DicPla, para la redacción del Libro del Edificio y la planificación y gestión del mantenimiento, según los requisitos del CTE y la normativa vigente en Cataluña.
Enlaces: ITeC y DicPla

La Ley de Barrios de la Generalitat de Catalunya

La ley de Barrios fue aprobada en el año 2004 con el objetivo de invertir en barrios de municipios con falta de equipamientos y degradados. Desde su aprobación, la Ley de Barrios ha supuesto una inversión pública de 990 millones de euros repartidos en actuaciones de 92 barrios, en un total de 77 municipios de Cataluña.
Web oficial del programa de barrios

Links de Construmática relacionados
Un vistazo a YouTube

[wpyt_profile2]siFdx_f1-dk[/wpyt_profile2]
Vídeo sobre la rehabilitación del puente de Sant Telmo de Sevilla

[wpyt_profile2]uiJt28CRugo[/wpyt_profile2]
Reportaje de Aragón Noticias sobre las actuaciones de rehabilitación llevadas a cabo en los últimos años en Zaragoza

Más links para ampliar información

Plan estatal de Vivienda y Rehabilitación:

Espanya – Ministerio de Vivienda

Principales referencias por comunidades

One thought on “Rehabilitación, una oportunidad de negocio

Comments are closed.

Top