Sistema de calefacción radiante para césped

Cuando se piensa en un campo, la mayoría, salvo raras excepciones, imaginan un “campo de fútbol” con el césped en perfectas condiciones, de un verde intenso y con las particulares formas geométricas que adquiere el césped recién cortado.

Y sin embargo, ¿cuántos terrenos de juego pueden alardear de unas tales condiciones? retales, áreas de portería en mal estado, campos helados, incluso cúmulos de nieve en algunas zonas del campo….

Éstas son las condiciones de la mayor parte de los campos de fútbol de zonas climáticas frías.

En cambio, si fijamos nuestra atención en países nórdicos, concretamente en Alemania, los campos destacan por el excelente estado del césped. Ello no se debe a benignas temperaturas sino al calor emitido por los sistemas de calefacción radiante para césped, que han sido escogidos por casi todos los estadios de la Bundesliga para la perfecta conservación del césped; entre ellos cabe destacar por ejemplo el Allianz Arena de Múnich, el Gottfried-Daimler-Stadion de Stuttgart, el Frankenstadion de Nuremberg o el Bayarena de Leverkusen.

Para evitar que el césped se queme o quede cubierto por la nieve o el hielo la solución consiste en instalar un sistema de calefacción radiante para césped, un complejo sistema de conductos de drenaje, calefacción, irradiación y distribución. Los tubos y los circuitos de calefacción de REHAU, instalados a unos 25 centímetros por debajo de la capa de césped, garantizan la distribución homogénea del calor. La calefacción funciona con un régimen de bajas temperaturas, según un valor mínimo de unos 2˚ C; ello conlleva numerosas ventajas, como, por ejemplo, un consumo muy reducido de energía, además de no causar ningún daño al césped y de fundir por completo la nieve acumulada evitando de este modo la formación de estratos de hielo.

La calefacción radiante para césped debe instalarse tanto en el terreno de juego propiamente dicho como en zonas suplementarias de cultivo de césped para su manutención en óptimas condiciones; este césped de “reserva” está destinado para sustituir  las zonas del campo de fútbol dañadas por las botas de los futbolistas.

Las principales características de este sistema son:

  • Tubo RAUTHERM robusto y de larga vida útil, PE-Xa, 20 x 2,0 mm ó 25 x 2,3 mm.
  • Rollos de largos específicos según proyecto de obra, sin largos sobrantes para un montaje rápido y sencillo.
  • Técnica de unión sin junta tórica, permanentemente estanca, mediante casquillo corredizo para la colocación sin problema en el campo de juego.
  • Fijación exacta del tubo mediante el sistema RAILFIX para un calefactado uniforme de la superficie del campo de juego.
  • Sistema de distribución Tichelmann preaislado para reducir las pérdidas de calor.

Parte del éxito de esta estructura reside también en los eficientes sistemas de drenaje: los tubos de drenaje parcial acogen el agua de lluvia y de deshielo directamente debajo del césped y la desvían hacia tubos multiuso dispuestos a los lados. Tubos de mayores dimensiones transportan después el agua recogida de manera fiable hacia las cisternas, a la canalización o dentro de arquetas de registro.

[+i]

Deja un comentario

Top