Situación y previsiones del sector de la construcción en Europa

La construcción empezará a ganar terreno en 2011 aunque no en todos los países

Para 2011 se prevé que de los 19 países de la zona Euroconstruct, sólo cuatro continúen experimentando contracción en sus niveles de producción: Chequia, Portugal, Irlanda y España.

El hecho de que un mercado de la dimensión de España continúe en zona negativa tiene una importante repercusión en la cuantificación de la previsión a escala europeo. En efecto, incluyendo a España en el promedio de crecimiento se obtiene un 2011 todavía negativo (-0,1%). Sin embargo, si excluimos a España del cómputo, el promedio de los 18 países restantes sitúa la previsión para el 2011 en un +1,4%, es decir, la producción volvería a recuperar algo del terreno perdido tras tres años de descensos consecutivos (2008-2010). Tal como se venía anunciando, se trata de una recuperación poco intensa, a ritmos similares a los previstos para el global de la economía europea, si bien se contempla una progresiva aceleración para el 2012 y 2013, momento en que se prevén crecimientos en la banda del 2 al 2,5%.

Dar por concluida la crisis y certificar la entrada en recuperación es ahora más que nunca una cuestión a examinar país por país, lo cual se aborda en la siguiente tabla:

La edificación residencial de nueva planta es sin duda el sector de mercado donde la crisis ha causado más estragos. De acuerdo con las últimas estimaciones, el 2010 cerrará con un nivel de producción un -41% por debajo del nivel registrado en el 2007. No obstante, y tal vez por la misma gran dimensión de este reajuste, la vivienda será el mercado del sector construcción con más expectativas de crecimiento para el período del 2011 al 2013. Así, ya en el 2011 se podrá hablar con propiedad de recuperación gracias a que países de la talla de Francia, Alemania, Italia y Holanda estarán creciendo a ritmos próximos al +4%, compensando el efecto negativo de otros países en donde la fase recesiva de la vivienda todavía se prolongará algo más. Finalmente, en el 2012 y 2013 se esperan crecimientos positivos en 18 de los 19 países, cosa que unida al mantenimiento del buen tono en los grandes países antes mencionados, sitúan las expectativas para las tasas de crecimiento por encima del +5%.

La edificación no residencial de nueva planta no ha experimentado tantas pérdidas como en el caso de la vivienda (la diferencia entre los extremos del ciclo se circunscribe al -22%) pero su recuperación va a llegar más tarde y va a ser más lenta. Efectivamente, el 2011 será un ejercicio recesivo para los mercados no residenciales (-2,4%), en donde la contribución negativa más destacada se espera por parte de la construcción de oficinas. La impresión reinante en la mayoría de países es que los promotores privados de construcción no residencial van a esperar a que se despejen las incógnitas sobre la economía europea antes de volver a poner en marcha más proyectos. Si a esto le sumamos una menor disponibilidad por parte de la promoción pública, resulta un panorama productivo bastante débil para el 2012 (+0,9%), si bien hay esperanzas de reacción para el 2013 (+2,3%).

En el anterior informe ya se esperaba que la ingeniería civil resultase afectada negativamente por la finalización de las estrategias expansivas de gasto público, pero ante la dimensión que han ido tomando los planes de austeridad de la mayoría de gobiernos, ha sido necesario corregir a la baja las expectativas para este capítulo del sector construcción. En efecto, tras experimentar contracción en 2010 tras un periodo de trece años de crecimiento ininterrumpido, la tendencia negativa va a prolongarse durante el 2011 (-2,1%). El crecimiento será potente durante el 2012-2013 en los países orientales (+9,7% anual de promedio), en fuerte contraste con las tibias expectativas de la zona occidental en el mismo periodo (+0,4% anual de promedio).

Situación y previsiones en España

Cuatro años de crisis y sigue sin verse claro sobre qué base sustentar la recuperación del sector

España tiene ante sí un periodo que va a estar marcado por las forzosas medidas de ajuste económico, por los altos niveles de desempleo y por un sector de la construcción todavía noqueado por los excesos de oferta de vivienda y por el severo recorte de la obra pública. En este contexto, el 2011 será el cuarto año consecutivo de contracción del sector (-13,6%). La tendencia negativa perderá intensidad hacia 2012 (-2,3%) y 2013 (+1,3%) en tanto que podría estar próximo el punto de equilibrio en el que el sector construcción alcance unos niveles de producción proporcionados a la situación objetiva del país.

Pocas novedades por parte de la edificación residencial de nueva planta, la cual sigue sin notar ningún alivio por parte de los numerosos factores negativos que causaron su entrada en crisis hace tres años: un stock edificado en gran parte a espaldas de la demanda, unos precios demasiado poco flexibles (fruto de haber construido con costes irrealistas) y un elevado endeudamiento de promotores y constructores. La promoción privada de nueva vivienda acaba el 2010 virtualmente paralizada a mínimos históricos, lo cual hace improbable que se produzcan descensos de producción de la dimensión de los sufridos los últimos años. La contracción de la vivienda pública podría sin embargo hacer mella en la previsión de 2011 (-3%). Para el 2012 y 2013 no se descarta algo de reactivación de la actividad, pero será un fenómeno muy selectivo y sólo en aquellos segmentos del mercado en los que la demanda lo justifique. Advertimos de que, sobre la base de un mercado contraído a su mínima expresión, incluso un discreto avance en términos de número de viviendas puede traducirse en notables tasas de crecimiento; de ahí que pueda ser compatible el tibio panorama descrito con previsiones en la banda del 6 al 8%.

Los promotores dedicados a la edificación no residencial en España han adoptado el mismo perfil altamente conservador que predomina en el resto de Europa. Así, la sequía de proyectos redactados y gestionados durante 2010 deja poco margen de duda al respecto de lo recesivo que se presenta 2011 (-21%). Además, pese a que en un principio no se contaba con que durante los últimos años se hubiese formado un stock no residencial que taponase el mercado como en el caso de la vivienda, finalmente sí que empiezan a aparecer síntomas de exceso de oferta, principalmente en el caso concreto de las oficinas. Si a ello le sumamos las dificultades del sector industria, más la debilidad del consumo privado que enfría la inversión comercial, resulta prematuro esperar que se produzca un cambio de signo ya en el 2012 (-5,5%).

Los efectos de los planes de austeridad se han trasladado con gran rapidez al mercado de ingeniería civil en donde se aplican todo tipo de mecanismos para contener el gasto: se ralentizan los proyectos en marcha, se seleccionan estrictamente los proyectos nuevos y se descartan nuevos proyectos de envergadura. Asimismo, se está buscando participación privada como alternativa para no renunciar a un notable paquete de obra civil, si bien la puesta en marcha de este programa está resultando algo más lenta de lo previsto. En términos de producción se vislumbra un escenario “L” con unos descensos muy extremos a corto plazo: el 2011 podría sufrir una bajada de producción del -26%. Este reajuste debería servir para reposicionar al sector de las infraestructuras en una posición más sostenible respecto a las auténticas posibilidades inversoras del país, pero a la vista de las numerosas incertidumbres que planean sobre la economía, no descartamos que el sector sufra nuevos recortes del 2012 en adelante.

La próxima cita para el seguimiento del sector

Euroconstruct Helsinki junio 2011

La siguiente reunión del foro Euroconstruct se celebrará los próximos días 16 y 17 de junio en Helsinki, organizada por VTT, el miembro finlandés del grupo.
Como de costumbre, los expertos de los 19 países de la red Euroconstruct presentarán sus conclusiones relativas al seguimiento de la marcha del sector, junto con las perspectivas hasta el año 2013. Esta conferencia, además, prestará un particular énfasis sobre las tendencias que afectarán a largo plazo a los mercados de la construcción y como se pueden traducir en riesgos u oportunidades dentro de los próximos 5 a 10 años. El programa definitivo se dará a conocer en www.euroconstruct.org

La edificación residencial de nueva planta es sin duda el sector de mercado donde la crisis ha causado más estragos. De acuerdo con las últimas estimaciones, el 2010 cerrará con un nivel de producción un -41% por debajo del nivel registrado en el 2007. No obstante, y tal vez por la misma gran dimensión de este reajuste, la vivienda será el mercado del sector construcción con más expectativas de crecimiento para el período del 2011 al 2013. Así, ya en el 2011 se podrá hablar con propiedad de recuperación gracias a que países de la talla de Francia, Alemania, Italia y Holanda estarán creciendo a ritmos próximos al +4%, compensando el efecto negativo de otros países en donde la fase recesiva de la vivienda todavía se prolongará algo más. Finalmente, en el 2012 y 2013 se esperan crecimientos positivos en 18 de los 19 países, cosa que unida al mantenimiento del buen tono en los grandes países antes mencionados, sitúan las expectativas para las tasas de crecimiento por encima del +5%.
La edificación no residencial de nueva planta no ha experimentado tantas pérdidas como en el caso de la vivienda (la diferencia entre los extremos del ciclo se circunscribe al -22%) pero su recuperación va a llegar más tarde y va a ser más lenta. Efectivamente, el 2011 será un ejercicio recesivo para los mercados no residenciales (-2,4%), en donde la contribución negativa más destacada se espera por parte de la construcción de oficinas. La impresión reinante en la mayoría de países es que los promotores privados de construcción no residencial van a esperar a que se despejen las incógnitas sobre la economía europea antes de volver a poner en marcha más proyectos. Si a esto le sumamos una menor disponibilidad por parte de la promoción pública, resulta un panorama productivo bastante débil para el 2012 (+0,9%), si bien hay esperanzas de reacción para el 2013 (+2,3%).
En el anterior informe ya se esperaba que la ingeniería civil resultase afectada negativamente por la finalización de las estrategias expansivas de gasto público, pero ante la dimensión que han ido tomando los planes de austeridad de la mayoría de gobiernos, ha sido necesario corregir a la baja las expectativas para este capítulo del sector construcción. En efecto, tras experimentar contracción en 2010 tras un periodo de trece años de crecimiento ininterrumpido, la tendencia negativa va a prolongarse durante el 2011 (-2,1%). El crecimiento será potente durante el 2012-2013 en los países orientales (+9,7% anual de promedio), en fuerte contraste con las tibias expectativas de la zona occidental en el mismo periodo (+0,4% anual de promedio).

One thought on “Situación y previsiones del sector de la construcción en Europa

Deja un comentario

Top